Pasar al contenido principal
Este control será llevado a cabo por la Junta

Se abatirán más lobos al sur del Duero para proteger la ganadería

Debido a los ataques de lobos y bajas en la cabaña ganadera que éstos están provocando también al sur del Duero, la Junta, a través su consejero de Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, se ha comprometido a abatir más lobos al sur del río.

Según el titular de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, se mantiene el compromiso de controlar (abatir) lobos al sur del Duero, donde la especie no es cazable, para proteger la ganadería y a los ganaderos, ya que la situación ha llegado a ser “no tolerable”.

Para Suárez-Quiñones, que el lobo haya pasado en Castilla y León de 400 a 2.000 ejemplares pone de manifiesto que la Junta cuida la especie a través de sus planes de gestión y de protección.

“El lobo al sur del Duero no se caza, se protege y únicamente cuando lo dice la propia directiva europea [Hábitat], a ver si queda claro, habrá posibilidad excepcionalmente de actividad de control, es decir, de acabar con ejemplares de lobos, cuando la existencia de daños, exija prevenir esos daños a la ganadería”, son palabras del consejero recogidas en diariodeleon.es.

Además, Juan Carlos Suárez-Quiñones ha asegurado que al sur del río Duero se aplican medidas de control poblacional responsables y ordenadas, con informes técnicos, donde la compatibilidad con otras actividades no se puede llevar a cabo. Un ejemplo de lo anterior es lo ocurrido en la provincia de Ávila, donde el cánido ha duplicado en lo que va de año los daños a la ganadería extensiva respecto a 2017. “Por lo tanto, seguimos con la actividad de control al sur del Duero estrictamente cumpliendo la normativa pero tratando de bajar y minimizar esos daños, que es lo que pretende”, ha asegurado Suárez-Quiñones, al tiempo que ha advertido que la propia Unión Europea está preocupada por la situación generada.