Pasar al contenido principal
UNA APUESTA DE FUTURO

Campamento de caza, pesca y naturaleza para la nueva generación de cazadores

Desde tiro con arco, pesca en el río, hasta luego comerse lo que habían conseguido abatir, son algunas de las actividades en las que han participado un montón de niños que de seguro serán la nueva generación de cazadores.
II Campamento de Caza, Pesca y Naturaleza, (Fotografía: Noticias de Gipuzkoa) II Campamento de Caza, Pesca y Naturaleza, (Fotografía: Noticias de Gipuzkoa)

Apostar por los niños es la mejor manera de garantizar el futuro de la caza y la pesca, como han demostrado con la acampada en la que los niños han podido pasar un fin de semana completo en plena naturaleza, conociendo de primera mano estas actividades y empapándose del mundo cinegético y de campo. Ha tenido lugar en Guipúzcoa, en el pantano alavés de Legutio y es la segunda edición del campamento de caza, pesca y naturaleza. 

 

Ha sido una iniciativa de la asociación Adecap Gazteak, quien tiene como objetivo “dinamizar, educar, concienciar, defender y unir a los sectores de la caza, la pesca, el medio rural y el conservacionismo medioambiental”. El objetivo de organizar el campamento era fundamentalmente “que los chavales pasasen unos días alejados de la tecnología. Que disfrutasen del campo, de la caza y la pesca, del medio ambiente, sin estar delante del móvil o el ordenador”, tal y como comentaba Modesto García, responsable de Adecap en Adecap Gazteak. 

 

La participación de los jóvenes en el campamento, les hace partícipes de “una actividad ilusionante, que resulta diferente de los campamentos en los que habitualmente toman parte las niñas y los niños”. Los niños pueden participar desde los ocho años, algunos han acudido incluso acompañados de sus padres para maximizar la experiencia y aprender que “la naturaleza hay que saber leerla y estudiarla y es lo que intentamos enseñarles”, tal y como explicaba Juan Antonio Sarasketa, el presidente de Adecap.

 

Pudieron cazar y comerse lo que habían cazado

 

Los niños “realizaron prácticas de tiro con arco o de pesca que luego les permitía comer lo que habían cazado o pescado”, y asegura Sarasketa que “es algo que les ilusiona porque les hace partícipes de otro modo de vida”. Desde luego si algo está claro es que “se lo han pasado de maravilla”, y además el buen tiempo acompañó por lo que pudieron disfrutar “con los baños en el pantano, con la pesca, el montaje de mosca, con el tiro con arco o con la exhibición de cetrería que les permitió sostener a un águila en el brazo y darle de comer con la mano”

 

A través del campamento se les intenta inculcar los valores que debe tener todo cazador, de protección y cuidado del medio ambiente, por lo que también colaboraron en “labores de limpieza del pantano para recoger todos los residuos que deja la gente”. “Quienes están interesados en otra forma de vida y en los valores que proporcionan la caza y la pesca, saben que para participar en ella tienen que acostarse pronto, por lo que no serán ellos quienes vayan de botellón”, subrayaba Sarasketa. 

 

García señalaba que “desde Adecap Gazteak intentamos dar todas las facilidades posibles a la juventud para que practique este tipo de actividades, sobre todo en cuanto a proporcionarles material para que no tengan que comprarlo y hacer que se adentren en la pesca o la caza a un coste más asequible”.