Pasar al contenido principal
En Canadá, con destino al mercado ilegal

Desmantelada una organización de furtivos de osos

Recientemente, las autoridades canadienses desmantelaron una organización de furtivos de osos negros en la provincia de Quebec. El destino de los ejemplares era el mercado ilegal chino.

Concretamente, esta red delictiva se encargaba de comerciar especialmente con la vesícula biliar de osos negros para fines medicinales, cuyo valor en China puede alcanzar los 6.500 euros. Según la Policía, más de un centenar de osos han sido sacrificados con por dicho motivo desde el año 2015.

En la operación, que comenzó hace más de tres años, han colaborado 160 agentes. Desde el Gobierno nacional, se ha informado que más de 60 personas han sido interrogas. Ahora, los encausados se enfrentan a 121 acusaciones y cuantiosas multas económicas.

En las inspecciones, fueron encontradas varias de estas vesículas, así como armas de fuego, trampas, dinero en efectivo y pieles, colmillos y patas de oso negro.

Por llevar a cabo el delito, los furtivos recibían entre 80 y 250 dólares por órgano, dependiendo de su tamaño. En distintas ocasiones, los agentes hallaron en los bosques los cuerpos de los animales únicamente sin la vesícula biliar.

Según la medicina tradicional de China, la bilis de oso actúa como un potente antiinflamatorio, puede disolver cálculos renales y es un eficaz afrodisíaco. Su comercio en la práctica totalidad del territorio canadiense está prohibido desde el año 1998.