Pasar al contenido principal
DETENIDO POR UN DELITO, ACUSADO DE TRES

Detienen a un furtivo y descubren que esconde 25 kilos de droga

Ha ocurrido en Retuerta del Bullaque, donde el Seprona y Agentes Medioambientales han detenido a un vecino por un delito de furtivismo, encontrando hasta 25 kilos de marihuana dispuesta para su distribución.
El detenido tenía varias piezas de caza recién abatidas y otras congeladas preparadas para su naturalización. El detenido tenía varias piezas de caza recién abatidas y otras congeladas preparadas para su naturalización.

El Seprona de la Guardia Civil en colaboración con los Agentes Medioambientales, han realizado una operación contra el uso ilegal de venenos en el municipio de Retuerta del Bullaque, en Ciudad Real. Se trata de una operación en la que han detenido a uno de los vecinos por un delito contra la fauna, pero han encontrando además 25 kilos de marihuana dispuesta para su distribución. Ahora se le imputan tres delitos por atentar contra la fauna, contra la salud pública y por tenencia ilícita de armas

 

Este servicio se ha producido en el marco de una operación mucho más amplia, que se viene desarrollando desde enero en la lucha contra el uso de venenos. Los resultados de esta campaña conjunta entre la benemérita, el Seprona y los agentes medioambientales ha dado sus frutos y han cosechado bastantes éxitos, que se traducen en una mejor protección medioambiental de la región, tal y como destacaba la Guardia Civil en nota de prensa.

 

Encontraron piezas de caza recién abatidas y otras congeladas

 

Fue el 22 de mayo cuando los agentes descubrieron el veneno en una explotación ganadera del término municipal. Una sustancia azul violácea llamada carbofurano, prohibida en el medio natural. Durante la inspección encontraron además del veneno, numerosas piezas de caza mayor recién abatidas, algunas de ellas incluso sangrando aún. Otras tantas estaban ya preparadas para su naturalización en un congelador. Al no poder acreditar la procedencia de las piezas de caza, fue detenido por un delito contra la flora y la fauna

 

En la misma inspección dieron también con sacos de marihuana de 25 kilos de peso que el propietario ocultaba en su explotación, lo que llevó a los agentes del Seprona en su función de policía judicial, a detenerlo también por un delito contra la salud pública. La campaña de lucha contra el uso ilegal de venenos en el medio natural, desarrollada por el Seprona de Ciudad Real en colaboración con los agentes medioambientales, se lleva a cabo durante todo el año enmarcada en la batalla contra el furtivismo. 

 

Pena de prisión por el uso de venenos

 

El uso de venenos en el medio natural es una práctica ilegal que conlleva condenas de hasta 3 años de cárcel, tal y como estamos comprobando con otros casos similares que han salido a la luz. El pasado mes de mayo conocimos la sentencia del Juzgado de lo Penal ha dictado sentencia contra los dos presidentes de un coto y el guarda en Pamplona, por haber utilizado venenos y matar más de 140 aves entre las que hay numerosas especies protegidas. 

 

Se trata de la mayor pena jamás impuesta por un delito contra la fauna en España, pero que ha sentado un precedente de actuación y sirve de aviso para aquellos que continúen atentando contra el medio ambiente mediante el uso de veneno. Dos años y ocho meses de prisión será la condena de los dos presidentes de un coto de Pamplona y el guarda del mismo, por haber empleado veneno para matar de forma deliberada a todo tipo de aves rapaces, entre las que se encuentran especies como el milano real, catalogada como “en peligro de extinción”.

 

Además, en la condena ha quedado también establecido que quedan inhabilitados durante los próximos cinco años y cuatro meses, para la gestión del aprovechamiento cinegético de cotos de caza y para el oficio de guarda de caza y para el ejercicio del derecho a cazar. Todo apunta a que próximamente los infractores, entrarán en la cárcel.