Pasar al contenido principal
Y a otro por furtivear un venado

'Cazan' a un furtivo de corzos con las manos en la masa

La Guardia Civil ha dado dos nuevos golpes al furtivismo. En un caso, un aficionado burgalés fue detenido cuando se disponía a disparar a dos corzos, mientras que el otro abatió un venado en Palencia.

El primer suceso tuvo lugar el día 27 de marzo en el coto La Ribera, en Burgos. El presunto furtivo fue sorprendido por agentes del SEPRONA sin licencia, fuera de la época de veda y justo cuando iba a realizar sendos tiros contra dos ejemplares de corzo.

Los miembros de la patrulla intervinieron rápidamente para evitar los lances, mientras que el hombre, sorprendido, se introdujo en su coche. El furtivo está acusado de un delito relativo a la protección de flora, fauna y animales domésticos.

Abate un venado en Palencia

También, hace unos días, la Guardia Civil de Palencia denunció a un furtivo que habría abatido un ejemplar de ciervo. Los agentes intervinieron la cabeza del venado, que carecía del precinto obligatorio.

Según señaló el SEPRONA, el aficionado no acreditó su procedencia legal ni ningún documento que amparase su lícita caza.

El denunciado se enfrenta ahora a una vulneración de la Orden que obliga a precintar las piezas de caza mayor, conforme dictamina la Ley de Caza de Castilla y León.