Pasar al contenido principal
En cuatro provincias de Girona

Cataluña pagará 50 euros a los cazadores por cada jabalí abatido

La más que posible llegada la peste porcina a España está llevando a los gobiernos y autoridades a tomar medidas de prevención para evitar el desastre global.
50 euros por jabalí abatido Cada cazador recibirá 50 euros por jabalí abatido.

La Generalitat de Cataluña ha puesto en marcha una iniciativa piloto con la que pretende reducir el exceso poblacional de jabalíes. Y es que los cazadores de cuatro comarcas de Girona cobrarán 50 euros por cada cochino que abatan. Las zonas donde se va a llevar a cabo esta medida son el Alt Empordà, Garrotxa, Pla de l'Estany y el Gironès.

 

El Gobierno catalán estima que en estas cuatro comarcas hay una amplia densidad de población jabalinera, unos 25 ejemplares por kilómetro cuadrado. Sin duda, una elevadísima cifra en una comunidad autónoma donde la sobrepoblación de jabalíes es muy alarmante. Como bien hemos reflejado en numerosas ocasiones en este medio, es demasiado habitual ver a los guarros acercarse a los núcleos urbanos.

 

El Departamento de Agricultura ha confirmado que la medida ya se encuentra en marcha y se incentivará por aquellos cochinos que sean abatidos entre el 15 de marzo y finales de abril.

 

Jabalí Giron 50 euros

 

La intención del Ejecutivo es que los cazadores no bajen la guardia y que se sigan realizando batidas hasta el último día que lo permite la norma. El presidente de la delegación gironesa de la Federación Catalana de Caza ve con buenos ojos la medida adoptada por la Generalitat.

 

"Ir todo el año de cacería es un poco fatigoso para todos los cazadores. Viene un momento que arde. Incentivar algo que no queme tanto puede ser bueno. Yo sé que algunos días iban de cacería y el trabajo era encontrar algún cerdo. Esto quiere decir que ha bajado la densidad, que han hecho el trabajo”, ha declarado el representante federativo.


 
Montse Barniol, miembro del Departamento del ramo, ha constado la puesta en marcha de este programa de compensación económica "ante la inminente preocupación general por el riesgo de contagio de la peste porcina africana. El nivel de alta densidad de jabalíes hace que tengamos mucha más probabilidad de contagio. Por tanto, lo que tenemos que hacer es bajar esta densidad".

 

Doble objetivo

 

Esta medida, tal y como refrendan los responsables, tiene claramente un doble objetivo. Además de intentar frenar la expansión de la peste porcina, se ha puesto el ojo también en la reducción drástica de la gran abundancia de cochinos.
En ocasiones se han llevado otras medidas para paliar la sobrepoblación. La más popular ha sido la implantación de vacunas contraceptivas a hembras, uno de los métodos defendidos a capa y espada por los animalistas, pero que desde el principio ha estado lejos de alcanzar su objetivo.


 
A pesar de que se ha implantado en numerosos lugares de Cataluña, han aparecido muchísimos vídeos y documentos gráficos con jabalinas vacunadas acompañadas de sus crías. Pruebas que echan por tierra los argumentos animalistas y que, a su vez, confirman que la caza es la forma más efectiva para luchar contra la abundancia cochinera y las enfermedades.

 

Protocolo

 

Sobre el protocolo a seguir para realizar el control poblacional, el Gobierno catalán ha indicado que los cazadores deberán acreditar el número de cerdos abatidos en el libro de batidas y deberán llevar los cuerpos a un centro logístico determinado. Los agentes rurales certificarán entonces que se han cumplido todos los requisitos.

 

Posteriormente a este registro, se procederá a realizar el pago por el abate. Desde el Departamento de Agricultura destacan que con el jabalí abatido podrá actuarse como de costumbre, siendo consumido si se desea, siempre con la autorización de un veterinario.

 

También se hizo en Bélgica

 

No obstante, esta compensación por abatir jabalíes no es la primera vez que se implanta. También en Bélgica, a causa de la peste porcina, se compensa a los cazadores con 100 euros por cada cochino. Mientras que, si el jabalí es abatido en la zona de vigilancia, la subvención baja a 50 euros.

 

En este sentido, el Gobierno belga se marcó como objetivo la reducción drástica de su cabaña de jabalíes. Como bien sabemos, se trata de uno de los países donde la PPA lleva más tiempo instalado. Incluso hemos podido ver los efectos de este virus.


El pasado mes de febrero, compartimos un vídeo inédito en el que se ven de forma muy explícita los devastadores efectos de la peste porcina en un jabalí.