Pasar al contenido principal
En Galicia

Los cartuchos libres de plomo, ¡ya a la venta!

Desde el Tecor Portas, asociación de cazadores perteneciente a la Mesa Gallega por la Caza, nos llega esta nota de prensa, que reproducimos íntegramente, sobre la comercialización de los cartuchos con perdigones libres de plomo en Galicia.
CartuchosPLP_Venta_M Imagen de una armería gallega que vende ya los cartuchos cargados con perdigones libres de plomo.

“Los cazadores y tiradores gallegos ya tienen a su disposición en diversas armerías los cartuchos con perdigones libres de plomo. Tras la exitosa presentación del producto en Portas, muchas fueron las armerías interesadas en ofrecer a sus clientes estos cartuchos.

Desde hace varios días estos nuevos cartuchos están al alcance de todos aquellos cazadores gallegos que deseen comprobar en primera persona las características, cualidades y prestaciones de los mismos. Sobra recordar que estos cartuchos no contienen plomo ni acero, son compatibles con todas las escopetas del mercado, tienen verificados todos sus parámetros balísticos, cuentan con el informe del banco oficial de pruebas de armas de fuego de Eibar y, dada su composición, presentan una muy baja o nula toxicidad.

La salida al mercado de este producto viene a desmentir y desmontar una vez más las  falsas acusaciones y las malintencionadas informaciones que sobre la existencia del mismo han vertido ciertos “personajes” (por llamarles de alguna manera) y varias instituciones o asociaciones a través de sus notas de prensa.

El tiempo, ese juez insobornable, ha dejado en evidencia una vez más a los que desde el desconocimiento y la total ignorancia se han dedicado a manipular la información y a tergiversar la realidad con afirmaciones totalmente falsas y carentes del mínimo rigor científico. Comportamientos como éstos, bastante habituales en los últimos tiempos, y que por el bien de la caza y los cazadores esperemos que no obedezcan a ningún oscuro interés económico, personal ni particular, sólo sirven para dañar más si cabe la devaluada imagen del colectivo cinegético.

Con la salida al mercado de este producto, del cual los cazadores deberíamos sentirnos satisfechos (no en vano fuimos los primeros en apostar por una munición alternativa e invertimos nuestro dinero en el proyecto inicial), se cierra una etapa donde la esperanza en un final feliz era la nota predominante y comienza otra fase donde cazadores y tiradores pondrán nota a estos cartuchos que ya tienen a su disposición. Eso sí, no faltará quien siga negando su existencia...”.

(Tecor Portas)