Pasar al contenido principal
Con todos sus medios al servicio de esta causa

La AER se prepara para el 5-J

La Asociación Española de Rehalas (AER) reunió el 6 de mayo a su Junta Directiva en Madrid para coordinar esfuerzos y canalizar el interés de sus socios y simpatizantes, procurando la máxima asistencia y apoyo a la manifestación del 5-J.
AER_5J_M Reunión de la Junta Directiva de la AER el pasado 6 de mayo en Madrid.
A pesar de que a estas alturas del ejercicio, y dado lo imprevisto de esta iniciativa, la Asociación Española de Rehalas (AER) no puede comprometer los recursos económicos que quisiera, aquellas personas que quieran informarse de los autobuses y distintos medios para desplazarse el 5 de junio a la manifestación, podrán dirigirse, según su procedencia, a:
  • Andalucía: Antonio Pinelo García (607 414 664) o Francisco Lora (657 955 751).
  • Extremadura: Javier Mejías (638 299 080) o Quirico Matamoros (679 545 192).
  • Castilla-La Mancha: Constantino Olivas (659 368 516).
  • Castilla y León: José María Pacheco (636 321 072).
  • Cataluña: Antonio Quintas (649 825 487).
  • Galicia: Daniel González (607 081 813).
  • Valencia: Francisco Garijo (669 967 363).
  • Aragón: Javier Portolés (606 503 707).
  • Madrid: José María Jaén (629 577 912).

Desde la Asociación Española de Rehalas (AER) estamos convencidos de que esta convocatoria es una prueba del nivel de compromiso de los cazadores en general y rehaleros en particular con su afición, así como de que todas las fuerzas políticas estarán pendientes de la respuesta del sector en los momentos previos a las Elecciones Generales. Es por ello que desde la AER pondremos todos nuestros medios al servicio de esta causa para conseguir que las caracolas vuelvan a sonar en La Castellana el próximo día 5 de junio. De antemano agradecemos a todos aquellos que harán acto de presencia en este evento porque su asistencia dará la medida de la fuerza de un sector esencial del mundo rural y la conservación del medio ambiente. A la situación que padecemos hay que decir “¡Basta ya!”, y la forma de expresarlo es con tu presencia.