Pasar al contenido principal
Era miembro de los Banders de Andorra

Un agente de Medio Ambiente, expulsado del cuerpo por furtivear un corzo

Mientras estaba en período de prueba, el agente del Cuerpo de Banders de Andorra, fue pillado con un corzo abatido de manera ilegal. A raíz del suceso, se le abrió expediente y ha sido despedido.
Bander furtivo corzo El propio agente reconoció ser el autor del abate ilegal del corzo.

Un agente del Cuerpo de Banders del Principado de Andorra ha sido despedido tras ser pillado matando un corzo de manera ilegal. El abate se produjo fuera de temporada, durante el mes de febrero. Este hecho, unido a que se encontraba en período de prueba, ha propiciado un expediente y su consiguiente expulsión de la sección de Medio Ambiente.

Los hechos se remontan al pasado mes de febrero. En este momento, los Banders comenzaron a investigar el abate ilegal de un corzo macho en la Sola de Andorra, en Pas de la Casa, un punto cercano a la frontera con Francia. Aquí, se localizan una buena cantidad de ejemplares.

Pasados unos días, el propio agente se declaró culplable de haber furtiveado el macho fuera de temporada y sin estar de servicio. Inmediatamente, se le abrió un atestado de infracción. Fue sancionado con una falta muy grave, y multado con 3.000 euros. Asimismo, se le ha retirado la licencia y ha sido suspendido durante tres años.

Al estar en período de prueba, los responsables del Cuerpo de Banders realizaron un informe desfavorable, alegando "falta de aptitudes y adaptación del funcionario en relación al puesto de trabajo en período de prueba". La administración validó este escrito y se le notificó al agente su despido de los Banders.

La salida del cuerpo se produjo hace ya varios días. No obstante, según señala alteveu.com, “la situación se intentaba llevar con la máxima discreción para no manchar la imagen del cuerpo”.

Los cazadores, indignados

A pesar del secretismo, poco a poco los hechos han trascendido entre el colectivo de cazadores. Los aficionados han mostrado su repulsa sobre cualquier acto de furtivismo. Además, han denunciado que el Cuerpo de Banders haya tratado de tapar esta irregularidad.

Las críticas también se centran en el doble rasero de los propios agentes. En sus perfiles sociales, los Banders cuelgan a menudo fotografías con el material decomisado a los furtivos. En este caso, ha ocurrido lo contrario y se ha practicado la ocultación.