Pasar al contenido principal

Ayuntamientos salmantinos rechazan privatizar las Reservas de Caza

Los siete ayuntamientos afectados por la Reserva Regional de Caza de Castilla y León han enviado un comunicado a la Junta en el que se oponen a la privatización de la gestión de la reserva, propuesta por la Dirección General del Medio Natural.
Agroinformacion

La Junta de Castilla y León ha enviado a los alcaldes de esta reserva, uno de los principales reductos de la cabra hispánica, un proyecto de Decreto para modificar el existente desde 1998 con el fin de que los propietarios de la reserva (en la mayoría ayuntamientos) se asocien para la gestión de la caza de dicho hábitat.

Según han informado a Efe algunos de los alcaldes, la Junta pretende que en un futuro próximo la reserva dependa de esta asociación que se constituya con el fin de eliminar personal y dejar de pagar las ayudas que tiene comprometidas con los Ayuntamientos que tienen cedidos los terrenos.

Los pueblos de la Reserva Regional de Caza de Las Batuecas son La Alberca, Monsagro, Serradilla del Arroyo, Nava de Francia, El Cabaco, El Maíllo y Herguijuela de Sierra.

En la actualidad, estos pueblos se reparten anualmente una media de 200.000 euros en conceptos de caza, por lo que pagan los cazadores a la hora de abatir una cabra hispánica, un corzo o un jabalí. De ese dinero, desde la Consejería de Medio Ambiente entienden que habría que crear un fondo de gestión con el 15 por ciento de lo recaudado para invertirlo en promoción.

Además de ese dinero, la Junta, por las ayudas de Zonas de Influencia Socioeconómica (ZIS) abona anualmente a cada Ayuntamiento 30.000 euros, que también se eliminarán.

"Lo que la Junta quiere es que los Ayuntamientos seamos los que, a la larga, paguemos al personal, ya que quieren que se introduzca la figura del guía de caza", según ha afirmado el alcalde de Monsagro, Ángel Mateos.

Con estos guías, que serían contratados por los ayuntamientos, la Junta iría eliminando los puestos de trabajo de celadores y agentes medioambientales que tiene en las reservas de cazas, según los propios alcaldes.

"Lo que está claro es que fomentar la privatización de las reservas es fomentar el furtivismo", ha insistido el regidor de Monsagro.
Más información en Agroinformación.com.