Pasar al contenido principal

El Bierzo cuenta con casi 190 cotos de caza y 38.300 hectáreas de reserva regional

En el Bierzo existen un total de 188 cotos de caza, y una zona declarada Reserva Regional de Caza, los Ancares Leoneses, que ocupa una superficie de 38.300 hectáreas, según se desprende de los datos facilitados por la Junta de Castilla y León.
la-cronica-deleon

Los titulares de los cotos suelen ser sociedades de cazadores, ayuntamientos y juntas vecinales. En ocasiones, dos o tres pueblos comparten un mismo coto. Es el caso, por ejemplo, de Barjas y Vega de Valcarce o el de Cacabelos, Camponaraya y Villadecanes, entre otros. En otros, una misma localidad puede poseer varios cotos diferentes en su territorio, como la localidad de Noceda o Sanedo, entre otros, que disponen de varias zonas acotadas.

La Reserva Regional de Caza, los Ancares Leoneses comprende las cabeceras de los ríos Cúa, Ancares, Burbia y Tejeira, que vierten sus aguas al río Sil y el arroyo de Balouta, que cede sus aguas al río Navia. Asimismo incluye terrenos de 25 poblaciones, agrupadas en los ayuntamientos de Candín, Peranzanes, Balboa, Vega de Espinareda y Villafranca, según detallan desde la Administración autonómica.

Esta Rerserva se creó en 1973 y desde principios de 1974 cuenta ya con una plantilla de cinco guardas, residentes en Tejedo de Ancares, Balouta, Burbia, Villar de Acero y Lillo del Bierzo. Las posibilidades cinegéticas en la comarca son muchas y muy variadas, y van desde la caza a rabo hasta las batidas, pasando por los recechos.

El jabalí, el corzo, el lobo, el zorro y el rebeco son las especies de caza mayor que se pueden abatir en los cotos bercianos, mientras que los conejos, las liebres, las perdices, la torcaz, las tórtolas y las codornices son los animales de caza menor que habitan los montes de la comarca.

Más información enLa Crónica de León.