Pasar al contenido principal
Grabado fuera de nuestras fronteras en una noche de nieve

El brutal vídeo de dos perros pastores tras atrapar un lobo

No es éste un vídeo para gente incapaz de aceptar que el lobo es uno de los mayores competidores del hombre en términos de predación, lo que origina una gran conflictividad social al protagonizar innumerables ataques a la ganadería allí donde habita.

Últimamente, en nuestro país, encontramos un buen número de campeones en hipocresía y demagogia, catedráticos en mentiras e insensatez que, aun a sabiendas de que la realidad del lobo ibérico es bien distinta de la que ellos tratan de hacer creer por su propio bien, no son capaces de aceptar que la caza resulta necesaria para controlar las crecientes poblaciones del cánido en España.

Por supuesto se oponen a que la especie sea declarada cazable por debajo del río Duero y ponen el grito en el cielo cuando los agentes medioambientales abaten ejemplares, además de hacer todo lo posible porque su caza sea prohibida allí donde ésta es legal y de lo más selectiva.

Si dejamos a un lado el impacto predador del lobo en la fauna silvestre cinegética, de increíbles dimensiones en algunas zonas, los ataques a la ganadería no paran de sucederse y hasta los ganaderos han de sufrir escarnio público, por parte de animalistas y ecologistas, al pedir que se gestione venatoriamente este animal.

Pues bien, al hilo de todo lo anterior y como el área de expansión de la especie es amplia, traemos aquí un duro vídeo, que circula por los grupos de WhatsApp, ha sido compartido en Facebook por Caza y Montaña Los Cuatro Valles y no tardará en hacerse viral, de dos perros, que se parecen mucho a los empleados por los pastores de países asiáticos como Tayikistán, Kirguistán, etc., para defender sus ganados, que han atrapado un lobo y son jaleados por su dueño en la feroz lucha con el cánido, el cual, a pesar del tamaño de los canes y de la agresividad de éstos, no le pierde la cara al combate.

Si el lobo estaba herido previamente es algo que no se ve en un vídeo que, como decimos, no es apto para gente alejada de la naturaleza real y del mundo rural y que muestra toda la crudeza de una lucha a muerte entre perros entrenados para matar lobos y uno de éstos. Así las cosas, y volviendo a nuestro país, se puede seguir mirando hacia otro lado, hacer las manifestaciones que se quiera para pedir la protección total del lobo ibérico y no reconocer la gran conflictividad socioeconómica que provoca este animal en caso de no controlar sus densidades, las cuales pueden gestionarse de forma efectiva y selectiva mediante la caza, al tiempo que el uso de buenos perros pastores, como pueden ser nuestros mastines, sirve para reducir el número de ataques a la cabaña ganadera.