Pasar al contenido principal
A través de una Proposición no de Ley en las Cortes

Castilla y León pide al Gobierno mantener la caza ante posibles limitaciones por el COVID

PP, Ciudadanos y VOX votaron a favor, mientras que PSOE y Podemos se abstuvieron. En su propuesta, las Cortes instan al Gobierno a asegurar la caza como actividad fundamental en el medio rural y método necesario de control de fauna.
Castilla y León pide al Gobierno mantener la caza ante posibles limitaciones por el COVID Imagen de archivo de una jornada de caza en mano.

Las Cortes de Castilla y León han sacado adelante una Proposición no de Ley en la que se pide al Gobierno que la caza esté asegurada en la región ante las posibles limitaciones ocasionadas por la pandemia del COVID. Con ello, se busca el reconocimiento de la actividad venatoria como elemento fundamental en el medio rural y, como mecanismo indispensable para controlar la fauna.

Esta propuesta ha sido impulsada por el Partido Popular de Castilla y León, teniendo, además el apoyo de los parlamentarios de Ciudadanos y VOX. Por su parte, PSOE y Podemos se han abstenido.

El popular Salvador Cruz reprochaba a los socialistas que hayan caído en los brazos del “ecologismo radical” por no dar un sí la propuesta. A su vez, argumentaba que la “caza es la mejor forma para controlar la población de animales silvestres”, además del mejor método para mantener a raya la expansión de enfermedades como la peste porcina y la tuberculosis.

Según el PSOE, la caza no es suficiente para erradicar las plagas

Cruz daba más argumentos para sustentar la propuesto del PP, detallado que la actividad cinegética es clave para preservar cultivos o evitar accidentes de tráfico. Otro de los puntos que ha defendido el parlamentario ha sido la importancia económica de la caza para el medio rural castellanoleonés. “La caza, siempre que esté justificada, debe mantenerse incluso en situaciones excepcionales como la actual”, ha afirmado Salvador Cruz.

Desde la tribuna socialista, José Luis Vázquez calificó la medida como “torticera” y acusó al PP de querer adueñarse de esta actividad, para acabar diciendo que “la caza no es suficiente para acabar con las plagas”.