Pasar al contenido principal
LA VÍCTIMA LLEVA YA 7 CIRUGÍAS

Un cazador brutalmente atacado por un jabalí: casi pierde el ojo y una pierna

Un veterano trampero estadounidense atrapó un jabalí que merodeaba cerca de unas viviendas, pero el animal de casi 100 kilos escapó y le atacó brutalmente, desgarrándole la pantorrilla por completo.
La herida del ojo de Dean, el trampero profesional que casi fallece en un ataque de jabalí. La herida del ojo de Dean, el trampero profesional que casi fallece en un ataque de jabalí.

El trampero James Dean, de 56 años, fue atacado por un enorme jabalí de casi 100 kilos el pasado 21 de octubre, después de acudir al barrio de Melbourne, donde el jabalí estaba molestando a los niños que jugaban en la calle. Dean, con más de 20 años de experiencia como trampero profesional, logró atrapar al jabalí y lo puso dentro de su jaula de transporte, que estaba colocada en el maletero de su camioneta. 

El animal intentó salir de la jaula cuando Dean estaba cerrando la puerta, "y todo lo que pude hacer fue patearlo para que volviera a entrar. Me agarró por la pierna y me destrozó el interior de la pantorrilla izquierda", relataba la víctima, que ha sido sometido ya a siete cirugías. “Han sido las peores lesiones de mis 20 años de carrera”, confesaba a un medio de prensa local. 

Su hijo fue su héroe

"Parecía que alguien había muerto allí", comentaba Christian Dean, hijo del trampero al que casi le cuesta la vida el incidente con el jabalí. "Definitivamente esquivó la muerte en múltiples ocasiones, es el hombre más duro que conozco”, añadía. Dean fue llevado de urgencia al centro de traumatología del Centro Médico Regional de Holmes, donde tuvo que someterse a siete cirugías diferentes.

Pierna mutilada del hombre por el jabalí

Christian acudió a los gritos de auxilio de su padre y disparó en tres ocasiones al animal, que ya tenía a Dean en el suelo y se cegaba en su ataque cada vez más violento. Desde luego que si no llega a estar allí, el futuro hubiese sido mucho menos esperanzador para el veterano trampero.

Heridas fatales

La pierna, el brazo y el ojo del trampero estaban heridos y necesitaban puntos de sutura. El jabalí atravesó la pierna izquierda de Dean por completo y dejó una gran herida abierta que sangraba abundantemente. Él mismo confesó que “no estaba seguro de si iba a sobrevivir al ataque”, pero seguidamente afirmó que quiere volver al trabajo. El problema es que la recuperación de semejantes heridas y cirugías será larga, por lo que el trampero está profundamente preocupado.

Pierna mutilada del hombre por el jabalí

"Todavía quiero volver a trabajar. Me gusta salir y hacer algo bueno por la comunidad”, comentaba desde el hospital. "Estamos recaudando fondos, no solo para cubrir las facturas médicas sino también sus gastos de vida, debido al hecho de que no puede trabajar por un período de tiempo indefinido", dijo Christian en la recaudación de fondos que solicita 50,000 dólares.

Los jabalíes urbanos: un riesgo real

Este es un dramático ejemplo de lo que ocurre cuando la fauna silvestre merodea y deambula por las zonas residenciales, zonas donde a diario los niños juegan en la calle, nuestras mascotas pasean y en general, hacemos la vida. Como animales salvajes, deben de estar en la naturaleza, no entre las casas.