Pasar al contenido principal
Los radicales se colaron en una cacería legal con petardos

Los cazadores llevarán a juicio a los animalistas que reventaron una batida en Castellón

El sabotaje fue el pasado 14 de febrero en Desert de Les Palmes (Castellón). Los animalistas se colaron en la mancha con petardos y silbatos. Ahora, tendrán que sentarse en el banquillo tras la querella de los cazadores.
Juicio animalistas batida Los animalistas se colaron en la mancha y la batida tuvo que ser suspendida.

La Federación de Caza de la Comunidad Valenciana, a través del delegado provincial en Castellón, Pablo Molina, -junto al presidente del Club de Cazadores “El Desierto”, Juan Márques, y miembros del gabinete jurídico de la entidad- ha presentado una querella en los juzgados de Castellón contra los animalistas que boicotearon la batida del pasado 14 de febrero en el Desert de Les Palmes

Dicha jornada, el grupo ecologista Prodesert convocó una manifestación para detener una batida legal y autorizada, que se enmarca dentro del plan de control poblacional del jabalí en esa zona impulsado por Consellería. Finalmente, las autoridades se vieron obligadas a suspenderla por la intromisión de varias personas no autorizadas en la zona de caza.

"Actos que no pueden quedar impunes"

La Federación de Caza de la Comunidad Valenciana ha interpuesto una querella contra “los animalistas radicales, que se introdujeron dentro de la mancha a batir, tirando petardos dentro de un espacio protegido e impidiendo la realización de la batida” apunta el delegado provincial en Castellón, Pablo Molina.  

Animalistas batida Castellón

En este sentido, añade que, “con esta inconsciencia, no solo estaban poniendo su vida en peligro, sino la de todos los que se encontraban allí presentes”. “Estos actos no pueden quedar impunes, siempre hemos actuado dentro de la legalidad e iremos a por aquellos que no lo hacen”, asegura.

Por su parte, el presidente de la Federación de Caza de la Comunidad Valenciana, Raúl Esteban, ha mostrado su rotunda condena a este tipo de acciones por parte de grupos animalistas. Así, ha rememorado unos hechos similares que ocurrieron el pasado año en Xàtiva con la paralización de otra batida y ha declarado que “no vamos a tolerar ni un solo ataque al colectivo de cazadores por parte de unos individuos radicales. Cualquier ofensa hacia nuestro colectivo no quedará impune. En el caso de Xàtiva nos querellamos y estamos ya a la espera de juicio, y ahora también la Federación va a llegar hasta el final”.

Necesidad de control poblacional

Estas batidas se sitúan dentro del plan de control poblacional del jabalí el Desert de Les Palmes impulsado por Consellería. El Delegado provincial sostiene que “la administración fue quien acudió a los cazadores para solicitarles su colaboración ante esta problemática en el paraje natural. De hecho, los clubes ya tienen sus propios cotos de caza para realizar sus actividades cinegéticas”.

Por ello, aclara que estas batidas en el Desert de Les Palmes “son acciones puntuales para reducir la acción del jabalí en la zona”, tal y como refleja el informe realizado por Conselleria de Medio Ambiente ‘El jabalí: Análisis de la problemática en el Parc Natural del Desert de Les Palmes’, que sitúa la densidad de esta especie en 25 ejemplares por km2, lo que significa que hay alrededor de 700 jabalíes en todo el parque.

Para Molina, “el grave problema de la sobrepoblación hace necesario el control poblacional del jabalí, no sólo por los daños que ocasionan a la agricultura, sino por el aumento de los accidentes de tráfico en la zona, que –tal y como recoge el informe- sextuplica la media provincial de 0.07 atropellos por km2”.