Pasar al contenido principal
Plaga en la isla

Cazar torcaces, la solución para Ibiza

El crecimiento desmesurado de la población de palomas torcaces en Ibiza ha obligado a ampliar el periodo de caza por los daños que han provocado, tal y como ha explicado el delegado insular de la Federación balear de Caza, Toni Roig.
torcaz-ibiza-M El aumento desmesurado de palomas torcaces en Ibiza ha provocado que se amplie su periodo de caza.
La delegación insular de la Federación ha disfrutado, durante todo el mes de septiembre, de un periodo especial para cazar  palomas torcaces debido al exagerado aumento de la población "que ha provocado un gran daño a viñas y oliveras". La ampliación de este periodo se acordó con el Consell y con los payeses "y es algo que no había sucedido nunca, pero el nivel de población de la torcaz en Ibiza ha sido exageradamente elevado en los últimos años y es casi ya una plaga". "Los propietarios de cotos que lo han pedido o los agricultores perjudicados nos lo han comunicado y en septiembre hemos llevado a cabo un control de la especie", ha insistido.

Roig ha recordado además que desde el pasado de 4 octubre y hasta el último fin de semana de diciembre se podrán cazar perdices. Asimismo, la caza del conejo y aves migratorias comenzó a finales de julio y se prolongará hasta finales de enero. El delegado ha explicado que este año se "ven menos conejos en el campo, se cazan menos" y ha recordado que ahora en la isla hay cerca de 2.500 licencias de caza y 42 cotos privados.