Pasar al contenido principal

Los cerdalíes llegan a los montes navarros

Adecana denuncia que se han detectados en Navarra cruces de cerdos vietnamitas con jabalíes, los conocidos como cerdalíes, que podrían llegar a amenazar las poblaciones de jabalíes autóctonos si no se actúa pronto.
Cerdali Navarra Piara de cerdos.

El artículo 4 de la Ley de Protección y Gestión de la Fauna Silvestre y sus Hábitats establece que las administraciones públicas deben de evitar la introducción y proliferación de especies, subespecies o razas geográficas distintas a las autóctonas, en la medida que puedan competir con éstas, alterar su pureza genética o producir desequilibrios ecológicos.

Sin embargo, de unos años a esta parte en varias comunidades autónomas, y en particular en Navarra se están detectando la introducción ilegal de ejemplares de especies alóctonas susceptibles de causar una grave afección al medio ambiente y a nuestras especies autóctonas con estas liberaciones descabelladas, siendo el origen de este problema, por ejemplo, grupos ecologistas que sin control ni autorización alguna ha soltado ejemplares de castores en los ríos navarros, coifus en el Baztan, o visones al asaltar granjas; o incluso de origen por ahora desconocido y que se está investigando, como es el reciente caso de los muflones que desde hace varios años se están viendo por los montes de la Valdorba.

Ciudadanos, que con una gran irresponsabilidad abandonan en el medio natural sus mascotas cuando crecen y no saben qué hacer con ellos. Una de las introducciones que reviste mayor gravedad es el caso de los cerdos vietnamitas que es una especie doméstica, ya que está se puede cruzar, y de hecho ya se han constatado que ello se está produciendo, hibridándose con las poblaciones de jabalíes que habitan en nuestros montes.

De hecho ya hay cazadores que han constatado en los campos ejemplares de este tipo de cercos asiáticos como de sus cruces con jabalíes, que se llaman cerdalíes. El origen está en unas pequeñas y mansas mascotas que en cuestión de meses se transforman en animales enormes imposibles de mantener en un piso. Los dueños se deshacen de ellos en el campo y aquí comienza el problema.

Juan José García Estevez, veterinario de Aran Navarra Servicios Ambientales asegura que “se están cruzando con los jabalíes de nuestros montes, ocasionando un grave perjuicio a una especie autóctona tan salvaje y tan característica de nuestros montes como es el jabalí. Hay que tener en cuenta que tienen muchas más crías que los jabalíes, comen mucho más, causando muchos más daños en los cultivos”.

Desde Adecana, Jesús Irazola de Adecana opina que “en otras autonomías se ha tardado en reaccionar. Esperemos que en Navarra se actúe lo antes posible ya que si esto se extiende va puede suponer una debacle para el jabalí”. Por su parte, Carlos Irujo, presidente de la entidad, indica que “aunque estamos en un estado inicial de este problema, ahora es el momento de que Medio Ambiente proceda a actuar, ya que si no se procede con urgencia luego será demasiado tarde”.