Pasar al contenido principal
ATAQUE DE JABALÍ A UNA PERSONA

"Casi nos come al perro y a mí", el relato de un hombre atacado por un jabalí en Galicia

Este es el testimonio de un vecino de Lugo que ha sido atacado por un jabalí mientras caminaba hacia casa de su suegra en la Calzada da Ponte, algo que además no es la primera vez que le ocurre.
Manuel Pin, víctima del ataque del jabalí señalando donde se produjo el ataque. Manuel Pin, víctima del ataque del jabalí señalando donde se produjo el ataque.

Los jabalíes son animales peligrosos, capaces de provocar incluso la muerte a un hombre causa de sus afiladas navajas, pero además son animales temperamentales que son protagonistas de numerosos ataques a personas sin causa aparente que motivara la ofensiva. Esta vez le ha tocado a un vecino de Lugo, quien salió a dar un paseo con su perro de raza pastor alemán, camino a casa de su suegra por la Calzada da Ponte. Manuel Pin, que así se llama la víctima, soltó a su perro y poco después se produjo el encontronazo entre los animales. Manuel acudió a intentar socorrer a su perro, pero tuvo que emprender la huida cuando el jabalí cargó contra él. 

 

“Casi nos come al perro y a mí”, relataba Manuel todavía con el susto en el cuerpo. Los jabalíes habían tomado prácticamente Lugo desde hace un tiempo, con incursiones constantes en áreas urbanas y zonas residenciales. Gracias a las protestas de los vecinos y las denuncias de los cazadores, la administración tomó una serie de medidas que parecían haber alejado a los suidos de los núcleos de población, pero la realidad es que siguen habitando la zona y suponen un peligro para los vecinos como Manuel. 

 

Atacado entre las casas

 

En la foto tomada por el diario El Progreso, Manuel señala el lugar donde se produjo el ataque, donde se puede apreciar la cercanía a las viviendas. Este lucense ha tenido ya varios encontronazos con los jabalíes que han acabado con el huyendo, en el mismo lugar todas las veces: la Calzada da Ponte. La fatal calle se encuentra en una zona residencial, rodeada por áreas verdes en las que también hay algunas viviendas individuales. Vista desde el aire podría parecer que se encuentra en el límite de la ciudad con el medio natural, pero ampliando un poco la imagen comprobamos que se encuentra metida en la parte occidental de la ciudad de Lugo

 

Calzada da Ponte, donde se produjo el ataque

 

Los vecinos de la Calzada da Ponte han denunciado que la zona sigue sin desbrozar, habiéndose convertido en el lugar predilecto para esconderse y dormir de los jabalíes, a pesar de estar situada tan cerca de las casas. Poco a poco los jabalíes fueron tomando y colonizando la zona hasta hacerse incluso con el parque del recinto ferial de Lugo. La Xunta ha retirado numerosos ejemplares de la zona y parecía que la cosa volvía a la normalidad, pero este nuevo ataque ha hecho volver a saltar todas las alarmas. 

 

A escondidas de los animalistas

 

La Consellería de Medio Ambiente no concretó el número exacto de animales retirados como resultado de las medidas de control de la especie que se aprobaron hace meses, y que como publicaron el pasado mes de mayo seguían en vigor. En parte porque todo el dispositivo de control de jabalíes se ha tenido que realizar prácticamente a escondidas de los grupos animalistas radicales, quienes se opusieron a cualquier medida y manifestaron su profundo rechazo. Ante el miedo de la interferencia de estos activistas, la operación se ha ido desarrollando en secreto. Los avistamientos de animales se han reducido considerablemente pero siguen quedando ejemplares en la zona como el que atacó a Manuel, que suponen un grave peligro para los vecinos.