Pasar al contenido principal
En Cantabria

Herido al ser atacado por un oso pardo cantábrico

Rotura de un brazo y desgarros en esa extremidad a un hombre de 35 años, así como heridas leves en su cuello y cara por mordeduras, fue el resultado del ataque de un oso pardo a dos kilómetros del pueblo cántabro de Villaescusa.
Ataque_Oso_M Oso pardo cantábrico.

Fue la Guardia Civil de Polientes la que recibió, pasadas las ocho de la tarde del día 3 de junio, el aviso de que un hombre de 35 años había sido atacado por un oso pardo en la localidad de Villaescusa (Cantabria). Los agentes desplazados al lugar encontraron al hombre (E. V. D. P. y vecino de Reinosa) siendo atendido por una ambulancia del servicio de emergencias 061 junto a la iglesia de Villaescusa.     Según informa ‘El Diario Montañés’, el hombre atacado por el oso “presentaba heridas leves en la cara y el cuello por mordeduras, que también tenía en el brazo derecho, que estaba fracturado y con desgarros de los músculos.  El herido contó a los agentes que se encontraba a dos kilómetros de Villaescusa, junto al depósito de agua de la localidad, cuando se encontró con un oso pardo que le dio un zarpazo y huyó del lugar. El hombre fue trasladado en ambulancia al hospital Tres Mares de Reinosa, donde se le atendió en un primer momento, aunque sobre las 22:00 horas fue evacuado al Hospital de Valdecilla, de Santander, para ser intervenido quirúrgicamente de las heridas que presentaba en el brazo fracturado y desgarrado. Las heridas del hombre son "de carácter reservado", aunque no se teme por su vida, según las mismas fuentes”.