Pasar al contenido principal
AMBOS PARTICIPABAN EN LA MONTERÍA DE VALDEMANCO

Investigan a un menor por la muerte de la cazadora de 22 años

El trágico accidente de caza que se cobraba la vida de Arancha, una joven cazadora de Valdemanco que falleció tras recibir un disparo en el pecho se encuentra en plena investigación.
La joven falleció por disparo de escopeta en el tórax. La joven falleció por disparo de escopeta en el tórax.

Lo que al principio parecían simples rumores, se han confirmado al iniciar la Guardia Civil la investigación de un menor de 17 años como presunto autor del disparo que terminó trágicamente con la vida de Arancha, una joven cazadora de 22 años de edad, durante una montería celebrada el pasado 21 de diciembre en Valdemanco (Madrid)

Arancha falleció prácticamente en el acto tras recibir un disparo de escopeta en el pecho. Ahora la investigación se ha centrado en el menor como autor del disparo fatal. Ambos, el autor del disparo y la fallecida participaban en la montería de La Fraguela y a tenor de las primeras indagaciones, el adolescente disparó de forma fortuita al manipular el arma y los cartuchos alcanzaron a la chica en el tórax. Los agentes están interrogando a los testigos de la montería para confirmar la tesis del accidente. Todos los participantes en la cacería tenían toda la documentación en regla.

Por su parte, el Ayuntamiento de Valdemanco, municipio de unos mil habitantes situado al norte de la región, decretó ayer tres días de luto y suspendió la fiesta de los Quintos prevista para estos días. La alcaldesa, Deborah Molina, explicó a Telemadrid que todos los vecinos están «abatidos». «Esto ha sido una tragedia, somos un pueblo muy pequeño. Es algo horroroso que no puedes explicar», indicó.

Sobre lo sucedido, manifestó: «Era día de caza normal y fue un disparo fortuito, ha tenido que ser algo así. Nunca antes había pasado algo así ni nada parecido. Estaban al lado de una cantera, pero no te puedo aclarar el hecho en sí». La regidora comentó que el padre de la fallecida murió hace poco tiempo en una obra por un paro cardiaco. Por todo ello, reconoció que tras lo sucedido en Valdemanco «ya no habrá Navidad».