Pasar al contenido principal
El Parlamento Europeo pide más flexibilidad en la gestión de grandes carnívoros

El lobo ya no necesita una protección estricta

Así lo cree el Parlamento Europeo que ha pedido más flexibilidad en la gestión de los grandes carnívoros, entre ellos el lobo, votando abrumadoramente en apoyo de un enfoque más pragmático de la conservación de la naturaleza de la Unión Europea.

El pasado 15 de noviembre, el Parlamento Europeo adoptó una resolución sobre el “Plan de acción para la naturaleza, las personas y la economía”, que fue el resultado de la revisión y el control que se realiza sobre las directivas sobre la naturaleza de la Unión Europea (UE).

En esta resolución, los miembros del Parlamento Europeo pidieron un enfoque flexible y adaptativo para la conservación de la naturaleza, en particular, reconocieron que algunas poblaciones de grandes carnívoros ya no reúnen los requisitos para una protección estricta bajo las reglas de la UE debido a la conservación y gestión exitosas.

El eurodiputado Karl-Heinz Florenz, presidente del Intergrupo del Parlamento Europeo sobre “Biodiversidad, caza, campo”, afirmó tras la votación que “la resolución muestra que el Parlamento Europeo toma en serio las preocupaciones de los ciudadanos de las zonas rurales. Hemos pedido a la Comisión que tome medidas para aliviar los conflictos de convivencia con los grandes carnívoros, y especialmente con el lobo, en ciertas regiones. Como agricultor y presidente de este Intergrupo he estado siguiendo el tema de los grandes carnívoros y los conflictos que se han ido creando y estoy feliz de poder avanzar ahora a una solución. Recientemente también promoví un proyecto piloto de la UE que apoya plataformas regionales y locales que deberían encontrar soluciones locales a los conflictos entre los intereses humanos y la presencia de grandes especies de carnívoros”.

Por otro lado, la eurodiputada Annie Scherijer-Pierik, secretaria general del Intergrupo, aseguró que “el hecho de que casi todo el Parlamento Europeo llame la atención para resolver los conflictos innecesarios entre los ganaderos y los grandes carnívoros, como el lobo, es un gran logro. Está resolución permitirá a los Estados miembros y las regiones asegurar una implementación más flexible y regional de la Directiva de Hábitats. Las especies protegidas con un estado de conservación favorable deberían ser administradas de manera sostenible por los gestores cinegéticos y los gobiernos, especialmente en regiones donde surgen conflictos con otras especies protegidas, ecosistemas, agricultura o seguridad. El manejo eficaz y el uso sostenible de ciertos grandes carnívoros pueden aumentar la aceptación de estas especies “.

El eurodiputado Herbert Dorfmann, que redactó la propuesta de resolución como ponente del Partido Popular Europeo, con el objetivo de dar a las autoridades locales más flexibilidad en la gestión del lobo, dejó claro que “esta votación es un hito en el debate sobre el lobo en el Parlamento Europe.Por primera vez, la mayoría de los diputados al Parlamento Europeo reconoció que la protección del lobo no debe ser absoluta y que el desarrollo de las zonas rurales, la agricultura local y el turismo son, al menos, igualmente importantes. Muchas poblaciones del lobo, como el oso pardo, están clasificadas en la Directiva Hábitat como especies que necesitan una protección estricta. En muchos lugares, incluidos los Alpes, ahora hay poblaciones de lobos estables y el lobo no se encuentra actualmente en Europa en peligro de extinción. Por lo tanto, la protección de los lobos debe ser modificada y adaptada a las condiciones locales. El regreso del lobo a la región alpina no puede ser ignorado, requiere la cooperación de la UE, los Estados Miembros y también las regiones, para encontrar una solución aceptable para todos. Esta votación es un paso importante a nivel europeo y en la dirección correcta”.