Pasar al contenido principal

El lobo sale al rescate del ciervo

Amigos de la Tierra de La Rioja ha situado al lobo en boca de algunos. Este colectivo ecologista reclama al Gobierno regional que emprenda un plan de recuperación de esta especie que posibilite «su presencia en todos los valles riojanos de forma continua».
LaRioja.com

La agrupación entiende que en la comunidad no existe «una población viable y funcional de lobos», extremo que achaca a «la pésima política ambiental» del Ejecutivo riojano que, asegura, «se ha basado en tener como herramienta prioritaria de gestión a la caza». «Esta gestión se sustenta en lograr el mayor número de ejemplares de caza mayor, eliminando los depredadores», continúan los ecologistas.

Amigos de la Tierra de La Rioja entronca esta consideración con el hallazgo en los últimos meses de cadáveres de ciervo muertos con sarna en el tramo intermedio del Iregua, según informó Diario LA RIOJA. Esto en la práctica evidencia que el foco de esta enfermedad que irrumpió hace un par de años en la zona de Ezcaray y que luego se propagó por los valles del Oja y del Najerilla, alcanza ahora también a la cuenca del Iregua.

El colectivo arremete contra las tesis de los cazadores o de la administración riojana que abogan por poner coto a la sarna rebajando el censo de cérvidos en La Rioja mediante el incremento de los cupos de caza de esta especie.

Los ecologistas manejan la cifra de que la comunidad cobija a cerca de 12.000 ejemplares de cervuno, un contingente «importante» desde su óptica y «excesivo» para el territorio forestal de la región en opinión de los cazadores. «Todo desequilibrio de una especie ocasiona que los animales se alimenten deficientemente y aparezcan diversas enfermedades, como la sarna», apuntan.

Buscar el equilibrio

Amigos de la Tierra de La Rioja coincide en contener el censo de cérvidos para frenar la extensión de la infección, pero discrepa en que la autorización para cazar un mayor número de piezas suponga una solución. «La única forma racional de equilibrar la población de ciervos pasa por la existencia de comunidades funcionales de grandes carnívoros, como el lobo», explican.

En este sentido, advierten de que, según sus datos, en la comunidad «no existen ni dos manadas, esto es menos de doce lobos». A esto añaden que «legalmente se permite la caza de tres ejemplares y otros se matarán de forma ilegal»; de forma que «resulta imposible que exista un equilibrio natural».

«La caza no es sustitutiva del papel que ejercen los lobos. Primero, regulando el número de ciervos y segundo, saneando la cabaña cervuna mediante la selección natural», defiende la entidad.

Más información en La Rioja.com.