Pasar al contenido principal
En Pontevedra, donde también han matado varias cabras y ovejas

Los lobos hieren a una mastina tras un nuevo ataque al ganado

El ataque ha tenido lugar en una finca de Pontevedra. Al propietario le han desaparecido también dos cabras y tres ovejas. Es la segunda vez que esta mastina resulta herida por los lobos.
Lobos hieren mastina Imagen de 'Canela', la mastina herido por lobos (fotos: Diario de Pontevedra).

Un nuevo episodio de ataque de lobos ha tenido lugar recientemente en Galicia, concretamente en la provincia de Pontevedra. Los cánidos se han colado en una explotación de Viascón, una parroquia perteneciente al municipio de Cerdedo-Cotobade.

En su incursión, los cánidos se han llevado dos cabras y tres ovejas de la finca. Pero los daños no se han quedado ahí. Y es que ‘Canela’, una de las siete mastinas que cuidaban el rebaño, ha resultado herida tras enfrentarse a los lobos. Por suerte, los otros seis perros, de la misma raza, no han sufrido consecuencias por la lobada.Y no es la primera vez que ocurre. En 2019, ‘Canela’ fue víctima de otro ataque y su vida llegó a estar en juego. Casi mil euros fue lo que tuvo que pagar el dueño solo por el ingreso de la perra.

Roberto Louzán, el propietario de esta ganadería, ha sido golpeado por los ataques de una forma más dura. Si bien es cierto que los profesionales de la zona están acostumbrados a las incursiones, esta finca ha registrado varios sucesos de forma reciente.

Se cuelan en los vallados

El ganadero explica en el Diario de Pontevedra que los animales hacen agujeros para colarse por debajo del vallado que protege a las reses. Y es que estas medidas disuasorias no siempre funcionan.  A lo largo de los nueve kilómetros que mide el acotado, Louzán cree que los jabalíes abren el camino excavando, “y el lobo, que se aprovecha de ellos, está haciendo estos agujeros”. Ahora viene el trabajo continuo de revisar la malla y tapar esas zonas de incursión. Este es otro gasto más que los ganaderos deben afrontar.

En la finca de Roberto hay vacas caldelás y freiresas, además de cabras y ovejas. Todas ellas, se crían bajo el sello ‘ecológico’. Pero las recientes bajas sufridas no podrán ser reparadas, ni siquiera con una ayuda económica. Los lobos se llevaron cinco ejemplares (dos cabras y tres ovejas) y no quedó ni un rastro de ellas. Por lo tanto, será difícil optar a las subvenciones que otorga la Xunta por estas pérdidas. 

Tampoco hay apoyo de dinero para, al menos, sufragar parte de los gastos veterinarios de los perros cuando sufren hay ataques de lobo. Como hemos señalado, Louzán corrió con todos los costes cuando ‘Canela’ fue herida en 2019.