Pasar al contenido principal
“Es parte de nuestra historia y cultura”

La montería, a un paso de estar blindada en Andalucía

El presidente de la Junta ha impulsado la declaración de la montería y la rehala como “Bien de Interés Cultural” en el Parlamento, garantizando su protección y defendiendo la cinegética.
El presidente de la Junta afirmaba que "queremos hacer muchas cosas por esta actividad cinegética". El presidente de la Junta afirmaba que "queremos hacer muchas cosas por esta actividad cinegética".

Durante la sesión del Parlamento Andaluz del pasado jueves, Juanma Moreno, presidente de la Junta de Andalucía, selló su compromiso con el portavoz de Vox, Alejandro Hernández, para defender la caza sostenible. En su discurso el presidente aseguró que la montería y la rehala serán declarados como Bien de Interés Cultural (BIC), en una iniciativa que la Consejería de Cultura ya tiene muy avanzada.

Desde el Gobierno andaluz, definían las monterías como “aquellas actividades cinegéticas practicadas por las sociedades deportivas cuyos integrantes cazan regularmente en su propio coto de caza mayor, desarrollando una actividad promovida sin fines de lucro por un colectivo integrado en una asociación de carácter voluntario, formalmente constituida y registrada”. 

En el caso de la rehala, el mismo Ejecutivo la definía de la siguiente manera: “la jauría o agrupación de perros de caza mayor, cuyo número oscila entre 14 y 24, pero en su definición es clave la relación que se establece entre el rehalero y sus perros para la eficacia y el sentido de la actividad que desempeñan durante las monterías”. Además matizaban que “no es posible la montería sin la rehala, ya que su función es determinante en el resultado final. Tanto es así, que sin la acción de los perros, las presas continuarían encamadas y no se podrían dar los lances”. 

En su comunicado, destacan la importancia de la actividad montera, que lleva inherente la de las rehalas, considerando ambas como “actividades de interés etnológico con incidencia social, cultural, económica y medioambiental en la mayor parte del espacio geográfico de Andalucía, sobre todo en el ámbito rural”.

Juanma Moreno, reconoció abiertamente que “apoyamos la caza sostenible en Andalucía y queremos hacer muchas cosas por esta actividad cinegética. Es parte de nuestra historia y cultura y de la sociedad andaluza”, además de afianzar su compromiso firme con todos los cazadores, asegurando que “estamos atendiendo las demandas de este sector, estamos trabajamos día a día con ellos, y se están cumpliendo reivindicaciones históricas del sector cinegético”.