Pasar al contenido principal
Iniciativa de Asaja

Piden precintos para cazar lobos más baratos

Asajaha pedido que se reduzca el precio del precinto para la caza del lobo en Castilla y León donde cuesta diez veces más que en comunidades vecinas, lo que impide el control de esta especie y fomenta el crecimiento de las manadas.
lobo-asaja-M Asaja pide que se reduzca el precio de los precintos necesarios para la caza del lobo.
Desde Asaja Palencia aseguran que el precinto para la caza del lobo cuesta 100 euros en comunidades como Cantabria, mientras que en Castilla y León supera los mil euros, situación que “frena notablemente la caza del lobo y fomenta el crecimiento de manadas y ejemplares”. Desde la asociación agraria recogen, así, la demanda de los ganaderos de la provincia de Palencia, que piden que se reduzca el precio del precinto necesario para la caza del lobo para poder realizar un mejor control de las poblaciones de lobos al norte del Duero, donde los cánidos están ocasionando daños muy importantes a los ganaderos, principalmente en la comarca de la Montaña Palentina.

El problema se produce por el elevado número de lobos y manadas que existe en la actualidad que “se lo comen todo y no dejan restos que identificar, sobre todo en animales pequeños, como terneros y potros de menos de 20 días”, indican desde Asaja. Una situación que está ocasionando grandes pérdidas económicas a los ganaderos, ya que las indemnizaciones están muy por debajo del valor real, por lo que reclaman un mejor control de las poblaciones, que se autorice la caza de más ejemplares de lobo para reducir el número de manadas, y que se reduzca el precio del precinto para hacerlo más atractivo para los cazadores.

Por otro lado, desde la organización agraria UPA se han reunido con los ganaderos del norte de Castilla y León para analizar la problemática con los daños ocasionados por el lobo porque, según han recordado, “al norte del Duero no existen indemnizaciones directas a los afectados como sí ocurre al sur y que los costes económicos que está generando la cada vez mayor presencia de cánidos son elevadísimos, no solo por muerte de animales sino también en concepto de lucro cesante, reposición de ejemplares, gastos veterinarios y otros daños que conllevan los ataques”.