Pasar al contenido principal
"como si ésta fuera una actividad esencial"

Podemos Extremadura exige que se anule la caza de control

“Han sucumbido a las presiones del lobby cazador”. Así lo ha señalado Irene de Miguel, portavoz del grupo parlamentario Unidas Podemos en Extremadura, quien lo ve como “una actividad de ocio”.
Irene de Miguel, portavoz de Unidas Podemos en Extremadura. Irene de Miguel, portavoz de Unidas Podemos en Extremadura.

Si bien el grupo parlamentario liderado por Pablo Iglesias, ya se había manifestado en contra de la autorización para efectuar una caza de control durante el Estado de Alarma, dados los graves daños que están ocasionando especies como el jabalí y el conejo, ahora su delegación de Extremadura, donde también la junta ha aprobado medidas de urgencia para controlar la fauna silvestre, ha alzado la voz en contra de la autorización de la caza. 

La resolución de la Junta de Extremadura, mediante la que se aprueban las medidas de control, “supone de facto una vuelta a la caza sin limitaciones”, según manifestaba la portavoz de Unidas Podemos de la comunidad, Irene de Miguel, quien ha ido más lejos, llegando a solicitar que se revoque la resolución para prohibir de nuevo cualquier tipo de caza. 

Califican de "error" la decisión

Irene de Miguel además sostenía que la Junta "sucumbe a las presiones del lobby de los cazadores, que la semana pasada ya pidieron que les dejaran volver a salir a cazar, a pesar de que la temporada finalizó el pasado mes de febrero”, ya que considera “un error que la Junta de Extremadura permita que se vuelva a salir a cazar, como si ésta fuera una actividad esencial en el estado de alarma”.

Unas declaraciones que dejan a la luz el poco o inexistente conocimiento de la situación real que se vive en el campo, ya que se estima que los daños provocados por la fauna superan ya el 30% de muchas cosechas. La portavoz de Unidas Podemos además insistía en que en caso de hacerse controles, “deberían realizarse por profesionales de la administración, y no dejarlo al libre albedrío de los cazadores”.