Pasar al contenido principal
Las lobadas crecen un 20% y dejan más de 300 muertes 'oficiales'

La prohibición de la caza del lobo dispara los ataques en León

Un aumento del 20 por ciento en los ataques y 355 reses muertas de forma oficial. Estas son las consecuencias de la suspensión del Plan de Aprovechamientos Comarcales del Lobo al norte del Duero.
Ataques lobo León Los ataques de lobo se han incrementado un 20% en tierras leonesas.

Aunque la Junta de Castilla y León trató de poner freno a los sucesivos embites de Ascel, el pasado mes de septiembre no tuvo más remedio que claudicar tras el fallo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.

 

Pero en definitiva, ni políticos ni animalistas acaban sufriendo en sus carnes la verdadera realidad. Unos en el despacho y otros en sus teclados celebrando la victoria, mientras los ganaderos ven continuamente cómo su trabajo diario se hunde en la más absoluta miseria.

 

A día de hoy, el lobo les tiene ganada una guerra que ellos nunca han iniciado. Tan solo exigen un control adecuado de las poblaciones loberas que permita un equilibrio entre el cánido y la práctica ganadera.

 

Ataques lobo León

 

Desde que la Junta dictara una Orden reconociendo la suspensión de la caza del lobo, los ataques se han multiplicado en los montes leoneses. Las cifras del Ejecutivo, como hemos citado, determinan que las lobadas se han incrementado en un 20 por ciento y las reses muertes alcanzan las 355.

 


Pero se trata de datos oficiales, bastantes menores a lo reales y que no se reflejan en los informes técnicos. Cabe recordar que para acreditar la muerte de un ejemplar de ganado, deben aparecer los restos del animal. En mucho de los casos, los lobos se llevan las reses y son devoradas casi por completo.

 

Cifras oficiales pero no reales

 

De los 235 ataques que afectados a 355 cabezas de ganado, 198 fueron de mayor (reses y caballos) y 157 de menor (cabras y ovejas). El incremento es más que notable. En 2017 se contabilizaron 195 ataques y 277 animales muertos.

 

Los ganaderos lamentan de la crudeza de estos, pero también alerta que la cifra es mayor. Desde el sindicato Unión de Ganaderos y Agricultores de León (Ugal-UPA) señalan que el número de ataques reales roza el medio millar.

 

Ya hemos comentado que esta es una de las trabas más serias a las que se enfrentan los propietarios con derecho a indemnización. Buena parte de los ataques se centran en potros, terneros o animales de pequeño tamaño que el lobo arrastra hasta la espesura del monte.

 

“Si no aparecen los restos, el ataque no queda registrado. No creo que las cifras oficiales alcancen ni al 50% de los ataques de lobos que se suceden en León”, explica en los medios regionales Eduardo Padierna, representante del sindicato. Incluso, advierte de la creciente población de lobos no solo en las zonas montañosas, sino también en la comarca de Tierras de Campos.

 

Y mientras tanto, la solución que pone en marcha la Junta de Castilla y León no ayuda demasiado. El Ejecutivo puso a disposición de los ganaderos un seguro contra los ataques de lobo. Para el sindicato, se trata de una situación “gravosa”, ya que a los afectados les quedan solo dos opciones: “desembolsar dinero en previsión a posibles ataques o bien cruzarse de brazos”. Asimismo, desde el sindicato recuerdan que las ayudas a los ganaderos llegan tarde y son mínimas.

 

Devorado un potro de 15 días

 

Pero la contienda continúa y los ataques siguen produciéndose. En la localidad de La Majúa, dentro de la comarca leonesa de Babia, los lobos han devorado un potro de apenas 15 días. Esta lobada tuvo lugar hace unos días y se produjo a menos de un kilómetro de las casas habitadas.

 

La familia propietaria del animal muerto ha recibido también más visitas de los cánidos. Un lobo mordió a otro potro nacido hace solo dos días, aunque en este caso no lograron matarlo. Los ganaderos de Babia, llevan tiempo en vilo.

 

Ataques lobo León

 

Uno de los alcaldes de la comarca, del municipio de San Emiliano, reconoce su preocupación. Basilio Barriada, como se llama el regidor, asegura haber visto a un lobo por medio del pueblo de Torrebarrio durante la noche.