Pasar al contenido principal
En compañía de Daniel Núñez, representante de ANATUR

El repaso televisivo de Álex N. Lachhein a Podemos y Ecologistas en Acción

Álex N. Lachhein es una de las personas más influyentes y mediáticas a la hora de defender el mundo rural y la caza. Su amplia formación, estar muy bien informado y su mente preclara le han convertido en azote de animalistas, veganos y ecologistas.

Este naturalista de campo y divulgador medioambiental no tiene pelos en la lengua, habla siempre con conocimiento de causa y no se arruga ante el “club de los odiadores”, esos “haters eco/vegano/animalistas de ONG's, asociaciones, santuarios, protectoras y fundaciones o partidos políticos varios” que, según afirma el propio Álex N. Lachhein, “siempre logran sacarme una sonrisa al final del día con alguna de sus múltiples estupideces”.

Así las cosas, Lachhein se ha convertido en un auténtico fenómeno de masas en redes sociales, una de las personas de referencia cuando se trata de defender actividades ligadas a nuestro medio rural, un verdadero influencer que no para de denunciar las múltiples mentiras y populismos con los que habitualmente intoxican la realidad los animalistas, ecologistas, veganos, políticos...

En definitiva, es uno de los nuestros, uno de nuestros mejores activos, una voz autorizada a la que se debe recurrir por lo mucho que sabe y lo claro y bien que es capaz de trasmitirlo, como así hizo en un debate televisivo el 24 mayo para defender la caza.

El espacio llevaba por título “La caza: ¿tortura o parte de nuestra cultura?” y fue emitido por Guadalajara Media Tv, y en él, para hablar en representación de la actividad cinegética junto a Álex N. Lachhein, estuvo Daniel Núñez, delegado de caza de Madrid del partido político ANATUR. Frente a ellos, Fernando Santander, de Ecologistas en Acción Guadalajara, y Genoveva Bueno, de Círculo de Podemos en Azuqueca de Henares. No os vamos a desvelar ni resumir el contenido del debate y sí os recomendamos encarecidamente que lo veáis bajo estas líneas, pues como bien afirmaba Lachhein en su página oficial de Facebook al término del mismo, fue una “tertulia llena de mentiras y demagógicos populismos de color verde y morado. Cincuenta minutos de un debate auténticamente a cara de perro...” donde los ecologistas y podemitas recibieron un serio correctivo por parte de Lachhein en colaboración con Núñez.