Pasar al contenido principal
En Campoo de Suso

Venados y corzos mueren de hambre en Cantabria

Las Cervalizas, una zona situada a 15 kilómetros de Reinosa, en el municipio campurriano de Campoo de Suso, se ha convertido, merced al temporal, en una trampa mortal para venados y corzos y también algún jabalí.
Venados comiendo Un grupo de venados come en una zona en la que la nieve se va disipando.
El temporal de nieve que ha azotado Cantabria en los últimos días, y con más intensidad este pasado fin de semana, ha creado muchos problemas en carreteras, en los suministros a los pueblos de la zona de Campoo, Reinosa… y ha matado a muchos animales salvajes, entre ellos venados y corzos –algún jabalí- que no pueden alimentarse y están viendo como la nevada se ha convertido en una trampa mortal.

Según informa El Diario Montañés, una vecina de Fontibre (Reinosa) que salió a pasear con un grupo de amigos encontró más de 60 animales muertos. Desde la Consejería de Ganadería del Gobierno de Cantabria no se hacen responsables del estado de estos animales apelando a la “selección natural”. No obstante, los guardas forestales hacen un seguimiento de estos animales para evitar su caza furtiva -en estos momentos, el frío hace que los animales se agrupen para protegerse y su caza se prohíbe de forma tajante- y cuando se produce el deshielo, los cadáveres que puedan causar problemas de salubridad, como los que se encuentren cerca de ríos o en zonas de cultivo, son retirados. Como ya contamos en El Coto de Caza, un caso similar se está viviendo el Navarra donde el Gobierno ha autorizado a que se alimenten a las especies cinegéticas.