Pasar al contenido principal
efectuando caza de control y gestión

VÍDEO: caza dos jabalíes de un solo tiro

Durante una espera nocturna realizada fuera de España, este cazador consigue hacerse con dos jabalíes de un solo disparo, aprovechando el momento en el que se alienan y realizando un certero disparo.
Los dos animales antes de ser abatidos. Los dos animales antes de ser abatidos.

“Matar dos pájaros de un tiro”, que dice el refrán, podría cambiarse por “dos jabalíes”, a la vista de las imágenes que nos han llegado a la redacción a través de Whatsapp. Si conseguir abatir dos animales de caza mayor de un solo disparo, ya es una proeza difícil de realizar, tenerla grabada en vídeo en semejante calidad, es una cosa digna de admiración. 

Es necesario matizar que la cacería está realizada fuera de España con visor nocturno, algo que en nuestro país está completamente prohibido pero que en otros muchos países del mundo, entre los que se encuentra Estados Unidos, es una modalidad de caza permitida y muy aprovechada para efectuar una caza de control y gestión, sobre especies que se llegan a catalogar como plagas, siendo el mejor ejemplo de ellas el jabalí. 

Realizando una espera nocturna, este cazador recibe la visita en el puesto de dos ejemplares de jabalí. La cruz del visor se mueve de un animal a otro, pero el disparo parece no llegar nunca. Pero durante los últimos segundos del vídeo, los animales que comen tranquilos, cruzan sus cuerpos alienando sus cabezas, momento en el cual el cazador aprieta el gatillo y consigue abatir ambos de un único y certero disparo. 

 

Una plaga casi mundial

Los jabalíes, son animales omnívoros que gozan de una plasticidad adaptativa inmensa a la hora de buscar alimentación. Pueden comer casi cualquier cosa, desde plantas, hojas, raíces o cualquier tipo de vegetal, hasta carne, insectos, otros animales o incluso comida procesada de humanos que encuentran en vertederos. Esa inmensa posibilidad de alimentación los ha convertido en animales perfectamente diseñados para adaptarse prácticamente a cualquier ecosistema, siendo una de las especies más extendidas a lo largo y ancho del mundo. 

Animales fuertes, robustos, resistentes al frío y al calor. Una especie tan versátil, capaz de sacar numerosas crías adelante de cada parto y con la capacidad de tener dos ciclos reproductivos dentro del mismo año, que se ha expandido y crecido tanto que en muchas zonas, han sido catalogados como plaga. Estados Unidos es uno de los lugares donde en muchos estados, estos animales están en el punto de mira por ser los causantes de cientos de accidentes de tráfico y millones de dólares en pérdidas en agricultura. 

Algo semejante está ocurriendo en España y como en nuestro país, en gran parte de Europa. Un continente que además se enfrenta a la amenazante expansión de la Peste Porcina Africana, una enfermedad que ha teñido de negro el futuro de la industria porcina, sector fundamental para la economía española.