Pasar al contenido principal
Así lo ha afirmado Antonio de Miguel

Vox defiende que la caza no es un deporte

Antonio de Miguel, portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Guadalajara, así se lo ha hecho ver al Presidente de la Federación Madrileña de Caza en el transcurso de una entrevista en EsRadio.
Vox defiende que la caza no es un deporte Antonio de Miguel, portavoz de Vox en el Ayutamiento de Guadalajara.

Durante una intervención en el programa ‘Con el Alba’ de la cadena EsRadio, dirigido por Lucino Serrano, el director de la escuela de verano de Vox ha dejado muy claro que la caza “para nada pueda considerarse únicamente como un deporte”.

Antonio de Miguel ha hecho una exposición brillante sobre todos aquellos aspectos que dan valor a la actividad cinegética y que bajo ningún concepto se ciñen únicamente al aspecto deportivo.

Argumentos abrumadores y clarividentes basados en la realidad tanto de la actividad cinegética como del colectivo de cazadores, han dejado muy claro en antena que la parte deportiva de la caza es un aspecto minoritario y la menos representativa de la caza.

Antonio de Miguel sostiene que “querer justificar la caza por parte de las federaciones como un deporte, probablemente sea el mejor argumento que le estén dando a día de hoy a sus detractores para atacarla”.

Ante los intentos por "justificar lo injustificable" del Presidente de la Federación Madrileña en defensa de la caza como un deporte, De Miguel dejó constancia de las entidades intentan “monopolizar al colectivo por sus propios intereses y se equivocan en su empeño, dañando gravemente a la actividad cinegética”.

La caza es gestión

De Miguel expresó que de ningún modo es admisible aceptar argumentos federativos en defensa de la caza como deporte para divertirse, ya que los cazadores nunca salen al monte para dar caza a los animales por diversión. La caza es control de enfermedades y de daños, mejoras genéticas, mantener los espacios naturales... La caza es “otra cosa”, defendió el portavoz del partido.

Antonio de Miguel, haciendo alarde de hablar claro, recriminó al presidente federativo sus intereses “espurios” para intentar por todos los medios arrastrar al colectivo de cazadores hacia su vertiente deportiva, algo que a su juicio es un gran error por parte de las federaciones.

Desde Vox valoraron muy positivamente la actividad cinegética que practican más de 700.000 cazadores españoles, “que en ningún momento salen al campo con la mínima intención de hacer deporte alguno”. “La caza es una gran herramienta de gestión del medio natural”, concluyó el responsable del área de educación en el consejo político de VOX.