Pasar al contenido principal
Avalado por la Oficina Nacional de la Caza

Continuidad del proyecto de investigación sobre migración de fringílidos

La Oficina Nacional de la Caza, la Conservación y el Desarrollo Rural (ONC) apuesta firmemente por la continuidad del proyecto de investigación sobre la migración de fringílidos en el Mediterráneo.
ONCApaval_Fringilidos_M El desarrollo de la investigación sobre fringílidos está siendo ejecutado por expertos en silvestrismo.

Se trata de un proyecto impulsado por los ingenieros agrónomos y conocidos expertos en la materia Andrés Ferrer Gisbert y J. Batiste Torregrosa Solar, quienes han venido obteniendo excelentes resultados con el estudio inicial dentro de la Universidad Politécnica de Valencia. La Oficina Nacional de la Caza (ONC) considera que la investigación (promovida por uno de sus socios, APAVAL) debe seguir adelante hasta el año 2021, cuando concluirá la serie de diez años en la que se planteó.

Según la ONC, este proyecto está logrando importantes resultados a muy bajo coste: desarrollado por cerca de cien voluntarios formados por los propios investigadores, a día de hoy ya se han establecido 55 puntos de registro en la Comunidad Valenciana, con técnicas tradicionales de captura que han permitido el anillamiento de más de 20.000 aves desde el inicio de la investigación en 2012. De cara al futuro, la ONC considera que el proyecto debería reforzarse a través de acuerdos de colaboración con otras entidades anilladoras de Europa con la previa puesta a disposición de los investigadores de anillas oficiales.

En cuanto al desarrollo de la investigación, está siendo ejecutado por expertos en silvestrismo, una modalidad tradicional de caza con más de dos mil años de antigüedad. En este caso, los silvestristas de la Comunidad Valenciana registran las aves observadas, las capturan, anillan y liberan. APAVAL y la ONC ponen de relieve su marcado acento ecologista y conservacionista. De tal suerte que el sector cinegético demuestra una vez más su compromiso con la conservación y la recuperación de los hábitats, así como su apuesta por una gestión sostenible que compatibilice los usos cinegéticos tradicionales con la mejora del entorno y de las especies.