Pasar al contenido principal
Esta medida tomada en Australia podría hacer peligrar las poblaciones conejeras en otras partes del mundo

Intentan acabar con los conejos silvestres liberando un virus

Tan drástica como peligrosa para la especie ha sido la decisión de las autoridades australianas de liberar en 600 puntos de la isla una cepa de un virus, el causante de la enfermedad hemorrágica, para acabar con sus poblaciones salvajes de conejos.
Conejos_Coto_Espana_M Conejos de monte en un coto de caza español.

Sin embargo, este virus, muy letal y contagioso, ya ha sido probado en el Estado de Nueva Gales del Sur, acabando sólo en un par de meses con el 42%  de sus conejos salvajes. Es cierto que el conejo de monte, introducido en Australia en 1859, tardó poco en convertirse en plaga ante la ausencia de depredadores (sus poblaciones se han llegado a contar por muchos miles de millones) y provoca desde entonces innumerables e incalculables daños agrícolas, etc.

Ahora bien, las actuaciones que se están llevando a cabo en este país, que no dejan de ser las propias de una guerra biológica, han llenado de preocupación a la comunidad científica porque existen otros puntos del planeta, como España, donde el conejo es una especie a conservar. Para los científicos en general y los españoles en particular que se han pronunciado sobre el tema (el virólogo Francisco Parra, de la Universidad de Oviedo, y el biólogo Rafael Villafuerte, del CSIC), la medida, teniendo en cuenta que los virus no saben de fronteras, es peligrosa e irresponsable, temiéndose posibles mutaciones del virus y un salto del virus de la enfermedad hemorrágica a otras especies.

Desde un punto de vista cinegético y de conservación de especies emblemáticas en peligro de extinción en nuestro país, esperemos que el virus liberado en Australia nunca llegue a España para poder seguir disfrutando de uno de los animales más característicos y emblemáticos de nuestros ecosistemas ibéricos.