Pasar al contenido principal
En Aragón

Va a su finca a combatir la plaga de conejos y es denunciado

El propietario de la finca, que era agricultor, se dirigió junto a un familiar cazador a controlar la plaga de conejos que asolaba su explotación. Ambos hombres fueron denunciados por la Guardia Civil.
Denunciado plaga conejos El agricultor se dirigió a su finca a combatir la plaga de conejos que asolaba los cultivos.

El Viernes Santo, un agricultor de Fuentes del Ebro (Zaragoza) fue denunciado por la Guardia Civil cuando se encontraba en su finca de Almochuel combatiendo la plaga de conejos. Iba acompañado por un familiar que era cazador y podía abatir los conejos. Este hombre también fue denunciado.

Un suceso que está generando revuelo y que a muchos les ha parecido injusto. Sobre todo, después de que el propio presidente de Aragón, Javier Lambán, pidiera a Pedro Sánchez que se pudiera acudir a las explotaciones agrícolas para frenar la sobrepoblación de conejos, cuyos daños están siendo letales.

El vigilante de seguridad de un campo fotovoltaico vio a los dos hombres y decidió avisar a la Guardia Civil. Hasta el lugar se desplazaron tres patrullas del puesto de Belchite. Una vez en la comandancia, los agentes requisaron una escopeta del calibre 12 y 16 cartuchos, además de 8 conejos abatidos. Los dos hombres fueron denunciados por incumplir presuntamente el confinamiento.

Denunciado plaga conejos

El afectado ha recordado que hace algunas semanas, el Gobierno de Aragón un decreto-ley relacionado con la intensificación de la caza del conejo debido a los terribles daños que sufrían los cultivos de esta autonomía.  Por tanto, alegó que en ningún momento se le pasó por la cabeza que esta acción supusiera una violación de las medidas del Estado de Alarma.

“Las plagas no entienden de decretos”

El agricultor ha explicado a El Heraldo que de nada sirvió explicarles a los agentes la necesidad de controlar la plaga por los graves daños en su campo.

“Las plagas no entienden de decretos”, defiende el afectado. Añade además que es tan importante sembrar y recoger las cosechas como protegerlas. El agricultor argumenta además que no lo hizo por mero disfrute ni mucho menos, sino porque considera que el control de plagas es una tarea agrícola más de primera necesidad.

“Nos consideran una labor importante, de producción de alimentos, pues nos tienen que dar los medios”, defiende el hombre. Asimismo, consideró que los miembros de la Guardia Civil no mostraron empatía a pesar de sus explicaciones y lamentó que el Gobierno no tenga en consideración la realidad de los pueblos.

Pillado furtiveando en Navarra

En otro orden de cosas, en Navarra, la Guardia Civil ha denunciado esta pasada Semana Santa a un furtivo delinquiendo en las Bardenas Reales, a 20 kilómetros de su localidad, Villafranca.

Según ha detallado la Benemérita actuaba sin escopeta y con un perro, tratando de capturar perdices. El hombre no tenía licencia ni permiso del coto, y actuaba en época de veda. Por todo ello, ha sido denunciado por infringir la Ley Foral 17/2005 de caza, además de por saltarse las medidas de confinamiento. En el momento en que fue pillado, aún no había capturado ninguna pieza.