Pasar al contenido principal
Critica un estudio que alerta sobre la agresividad de los jabalíes hacia los humanos

PACMA contradice a la ciencia para atacar a los cazadores

La fijación que el partido PACMA tiene por el mundo de la caza resulta enfermiza y, en ocasiones, se vale de cualquier artimaña para atacar cualquier aspecto relacionado con nuestro sector.

En esta ocasión, la formación animalista se ha atrevido a contradecir a la ciencia para cebarse de nuevo con los cazadores.

Hace unos días, la Universidad Autónoma de Barcelona alertaba en un estudio sobre el aumento de la agresividad hacia los humanos por parte de los jabalíes que buscan comida. Y es que desde hace un tiempo, algunas zonas de la ciudad condal están experimentando una presencia habitual de los cochinos. Un hecho que, según certifica el informe de la UAB, conlleva una serie de peligros para la población.

Pero ni corto ni perezoso, el partido animalista ha afirmado sin miramientos que este "presunto aumento de agresividad" de los jabalíes de Barcelona "solo busca beneficiar a la caza".


PACMA habla también de "la demagogia que se esconde detrás de la demonización del jabalí", después de que algunos dirigentes políticos reclamaran batidas para evitar la proliferación de estos animales.

Igualmente, el partido presidido por la radical Silvia Barquero sostiene que cazar a los jabalíes no es la solución al problema. En su enésimo referimiento despectivo hacia nuestra actividad, PACMA la considera una práctica "violenta" que retroalimenta al sector cinegético.

En otras ocasiones, PACMA sí se ha apoyado en los estudios científicos para defender, por ejemplo, el uso de la esterilización. No obstante, cuando se hace referencia a los cazadores, los informes universitarios no le resultan un argumento de peso. Una nueva muestra del ventajismo y la conveniencia que caracteriza al partido anticaza.

El problema de los cochinos en las zonas urbanas y, concretamente, en este área, no es algo nuevo. Sobre ello, ya hemos alertado en alguna ocasión. Aquí os dejamos un vídeo sobre uno de esos episodios ocurrido hace un par de años. La situación, lejos de solucionarse, se viene agravando en la actualidad.