Pasar al contenido principal

Bala 8x68S

Fue la fábrica RWS la que, con la llegada de la II Guerra Mundial, sacó a la luz este cartucho diseñado en los años 30 por Schüler para “vestir” al mítico Mauser 98 de acción estándar con un calibre poderoso.
balas1208 Bala 8x68S.

Se trata de una bala ciertamente especial, diferente. Habría que irse al 338 Win Mag o al 300 Weatherby Magnum para encontrar algo parecido. Su vaina es una mezcla de cartucho moderno, grueso, de alta capacidad, pero con toques del pasado, como el escaso ángulo de su hombro, y pese a ser un cartucho magnum (se le conoce como "Die Deutsche Magnum", el magnum alemán), carece del típico anillo de refuerzo en el culote.

Pese a que en su país de origen siempre ha tenido un buen número de seguidores fieles a él, no ha sido hasta hace algunos años cuando se ha empezado a popularizar, probablemente por la mayor presencia de rifles de origen alemán (y de otros países europeos) en nuestras armerías, muchos de los cuales se recamaran para recibir este poderoso cartucho. Su vaina, agotellada a 6,5 milímetros, dio origen (casi simultáneo) al 6,5x68, uno de los calibres más veloces del continente europeo.

Datos balísticos

Sencillamente demoledores. No resulta fácil de creer, pero es verdad: este peso pesado, este “gordito”, con su aspecto rechoncho (ocho milímetros son ocho milímetros) y sin el típico cinturón magnum en el culote, corre más que los míticos Remington Magnum, el siete milímetros y el trescientos, y de hecho o nos metemos en las nuevas listas actualizadas con calibres Ultra Mag o no podremos encontrar nada que, a igualdad de peso, se acerque al 8x68S. En cuanto a la rasante, lo mismo, superior a la de ellos dos, y de energía para que vamos a decir nada: a más masa y más velocidad mayor energía, y si lo acompañamos de un calibre superior pues encima más parada, más “punch”. La KS (RWS) de 11,7 gramos (180 grains) roza los 1.000 metros por segundo (990), y puesto a cero a 202 metros caerá menos de 20 centímetros a 300 metros (insisto, con 180 grains), impactando cuatro centímetros alto a 100.

Uso recomendado

Qué duda cabe que todo aquel que no sufra demasiado con el culatazo de los calibres digamos “serios” cuenta si utiliza este calibre con un aliado para montear difícil de superar, pues en este caso es cierto que tiene todo lo que se puede pedir: calibre grueso y proyectiles pesados para parar, y una velocidad endiablada para “acertar” a una res a cierta distancia y a toda carrera sin tener que “correr” demasiado la mano. Pero si de recechar se trata debemos recordar que de rasante va sobrado, así que si nos toca uno de esos “pavos” de La Culebra, de doscientos y pico kilos, o un macho de esos en Beceite que no se dejan meter a menos de 300 metros o el arruí de nuestros sueños o si, sencillamente, no queremos pistear la res que sea ni preocuparnos de si está a 150 o a 280 metros, con mandarles un regalito de estos tendremos bastante, y si la sabana africana es nuestro próximo escenario pocos calibres encontraremos mejor para los tiros largos y la especial resistencia de los animales del continente negro (Sologne, además de otras tres, tiene una punta GPA blindada de 12,9 gramos en 8x68S).