Pasar al contenido principal
Un error en la votación de una enmienda de Unidos Podemos hará necesaria la modificación del texto en el Senado

Aprobada la Ley que permitirá volver a cazar el arruí

Con los votos a favor del PP, PNV, Ciudadanos y PDeCAT y la abstención del PSOE, el 16 de abril fue aprobado en la Comisión de Medio Ambiente del Congreso el Proyecto de Ley que modifica la Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad o 'Ley Narbona'.

Y fruto de esta iniciativa del Partido Popular, que ha sido abanderada en todo momento por su diputada Teresa de Lara y que como decimos fue aprobada el 16 de abril en la Comisión de Medio Ambiente del Congreso, cuando termine su trámite y sea publicada oficialmente, especies como el arruí, la trucha arco iris, el lucio, la carpa o el cangrejo americano, podrán volver a ser cazadas o pescadas en áreas ocupadas antes de 2007.

Se acabará así el infierno que cazadores y pescadores llevan denunciando desde que una sentencia del Tribunal Supremo obligó al Gobierno a incluir estas especies en el Catálogo de Especies Exóticas Invasoras y a promover su erradicación, lo que en el caso que más nos toca, el del arruí, ha llevado a que se perpetrasen verdaderas matanzas de estos animales, sobre todo en la Región de Murcia y la Comunidad Valenciana, territorios donde este carnero traído del Atlas, perfectamente adaptado a los mismos, llevaba más de medio siglo aportando no pocos beneficios medioambientales.

Unidos Podemos, Compromís y ERC votaron en contra

Como hemos señalado, la aprobación de este Proyecto de Ley que permitirá volver a recechar arruís en zonas ocupadas por la especie antes de 2007, año en que vio la luz la Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad o 'Ley Narbona', ha contado con los votos favorables del PP, PNV, Ciudadanos y PDeCAT, la abstención del PSOE y los votos en contra de Unidos Podemos, ERC y Compromís.

Eso sí, un fallo en la votación de enmiendas, por parte del PNV y PDeCAT, ha permitido la aprobación de una de Unidos Podemos para eliminar el apartado que, precisamente, permitía la caza y la pesca de las especies en zonas ocupadas antes de 2007. No obstante, como el Proyecto de Ley pasa ahora al Senado, donde el Partido Popular tiene mayoría, lo normal es que este punto se restituya al estado original en que lo planteó, diferenciando las especies que estaban en el medio antes de 2007.

Gran noticia para el mundo rural español

Si ya la Ley Narbona fue una mala norma para el mundo rural español, hasta el punto de que cazadores y agricultores se manifestaron masivamente el 1 de marzo de 2008 contra ella y la ministra que la había alumbrado, la sentencia del Supremo a estancias de Ecologistas en Acción y otras asociaciones ambientalistas vino a rematar la faena.

Es por ello que la aprobación de la modificación de la Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad sólo puede considerarse como una magnífica noticia para el mundo rural español en general y los sectores de la caza y la pesca en particular, a los que Teresa de Lara considera "motores de recursos económicos en zonas rurales desfavorecidas".

Además, De Lara ha defendido que, si bien las especies exóticas invasoras están entre las "principales causas de pérdida de biodiversidad", no se puede comparar las que se han asentado en el ecosistema español desde hace años y "no suponen ya ningún daño al medio ambiente", con las que han ido apareciendo más recientemente.

Más implicaciones del texto acordado

  • Especies como las citadas, que tengan interés económico o comercial, podrán no estar sujetas a planes de erradicación por más que sean invasoras.
  • Se definen más claramente asuntos como la suelta de especies invasoras con sanciones para las no autorizadas, la prohibición de que estos especímenes puedan moverse a otros sitios o que sean importados.
  • Requerimiento de que en un plazo de no más de cinco años, el Gobierno y las Comunidades Autónomas elaboren estrategias de erradicación de especies incluidas en el catálogo nacional de invasoras no sujetas a excepciones y que estén dotadas económicamente.