Pasar al contenido principal
Una campaña dominada por los jabalíes

Este es el balance más completo por zonas de la temporada montera 2019-2020

La temporada montera 2019-20 ha tenido muchas luces, pero también algunas sombras. Los jabalíes han dejado grandes resultados y buenos trofeos. Gran campaña para el ciervo, mucho mejor que la anterior. A continuación, todos las claves por zonas.
Balance temporada montera Una temporada más, los jabalíes han sido protagonistas de la temporada.

La ya pasada campaña de monterías y batidas inició su andadura con mucho calor en casi toda España y unos pobres resultados tanto en calidad como en cantidad. El otoño se presentó seco, siendo los primeros fríos de noviembre los que empezaron a animar las salidas al monte. Por su parte, diciembre resultó en general muy lluvioso y enero vino con grandes tormentas de agua y nieve, las cuales disminuyeron en febrero.

Resultados

Respecto al jabalí, se puede calificar como buena la temporada montera recién acabada, con grandes resultados y buenos trofeos en casi todas las zonas. La expansión de los cochinos es innegable, aunque hay una cierta tendencia a buscar refugio en zonas habitadas (sobre todo en Galicia, Cornisa Cantábrica y Cataluña), huyendo así de la presión a la que se ven sometidos. Sigue aumentando también el número de ganchos y monterías en regiones donde no hace muchos años su presencia era desconocida. 

El ciervo ha tenido una gran campaña, mucho mejor que la anterior. Esto se ha notado principalmente en las grandes fincas cercadas y en algunas abiertas, en las que la calidad de los trofeos mejoró ostensiblemente, así como el número de reses cobradas. Como siempre ocurre, allí donde dispusieron de abundante comida y tranquilidad, los venados ofrecieron los mejores registros.

Una buena gestión cinegética y guardería son, hoy por hoy, fundamentales. Cierto que en algunas zonas el número de ciervas cazadas ha sido excesivo, así que si deseamos mantener la calidad y la cantidad de ciervos, es preciso cuidar y gestionar también de manera equilibrada las poblaciones de hembras.

Balance temporada montera

Gamos y muflones han arrojado buenos números y magníficos trofeos, y eso a pesar de que en bastantes fincas cercadas se procedió, en temporadas pasadas, al descaste de los últimos debido a su proliferación.

Resumen por zonas

Andalucía

Muchos cochinos y buenos trofeos se cobraron en casi todas las monterías y ganchos celebrados en Andalucía. Siguen sin resolverse los problemas de la hibridación de los jabalíes en la provincia de Málaga, que va en aumento y se expande a las provincias limítrofes, y algunos casos de enfermedades, como la tuberculosis en franjas muy delimitadas.

La calidad de los trofeos de venado ha sido en general buena pero las cuernas han tenido un grosor inferior a lo que sería deseable, al no acompañar la climatología en la pasada primavera. Se han abatido grandes ejemplares, sobre todo en cazaderos con una cuidada gestión cinegética. La posibilidad de gestionar más eficazmente las fincas cerradas, la alimentación suplementaria durante todo el año y la selección de las reses están logrando unos resultados espectaculares en este tipo de cotos.

Se ha notado más la alegría en la venta de puestos; de hecho, muchas empresas venatorias tenían vendidos sus programas a poco de comenzar la temporada, aunque esta tendencia varió a finales de la misma, quizás debido a la incertidumbre política del nuevo Gobierno.

Balance temporada montera

Si bien en líneas generales ha sido un gran año de venados y cochinos en Andalucía, en terrenos abiertos los resultados no fueron iguales, notándose una campaña más la bajada en las capturas de jabalí y una menor calidad y cantidad en venados. Resultados lógicos de una mala o nula gestión de los mismos. En muchas fincas se ha mantenido un descaste de ciervas excesivo, creo que por razones económicas, debido al alto precio de la carne de venado, y también por las exigencias administrativas de las áreas de titularidad pública, en las cuales una población excesiva de cervuno produce grandes pérdidas en los cultivos agrícolas.

También hemos asistido a un aumento en las poblaciones de gamos y de corzos moriscos, presentes ya en Cádiz, Málaga y Granada y cuyas batidas se dan en este mes de marzo en las fincas gaditanas. En las zonas abiertas de Cádiz las capturas de venado han disminuido, debido quizás a la excesiva presión cinegética ejercida con las ciervas.

Extremadura

El jabalí ha salvado muchas monterías extremeñas. En las fincas abiertas, la cantidad y calidad de venados están reduciéndose. Al final sigue siendo el cochino quien hace cumplir la temporada y salva muchas monterías. El jabalí sigue en auge en Extremadura, pero muchos opinan que es hora de hacer gestión y dejar descansar las fincas al menos una campaña, si no queremos que los resultados empeoren en la próxima.

La cantidad de venados ha sido alta en fincas cerradas, aunque quizás la calidad fue algo inferior a la temporada pasada en fincas abiertas. La especie que ha cumplido todas las expectativas ha sido el jabalí, que incrementa su población en cualquier comarca o zona de Extremadura. Resumiendo, un buen año montero para las sierras y dehesas extremeñas. Sin lugar a dudas la caza mayor sigue en auge en esta autonomía, con variedad y calidad de trofeos.

Castilla-La Mancha

Gran temporada de monterías en esta comunidad autónoma, con resultados positivos en jabalí y buenos venados en las fincas abiertas, notándose una leve disminución en las capturas. Ello puede ser debido al gran número de ciervas cobrado en anteriores temporadas y especialmente en ésta. 

Balance temporada montera

En fincas cercadas, los registros fueron muy buenos en general, y lo mismo en las zonas abiertas de Cuenca y Guadalajara, especialmente en lo concerniente a cochinos. Cada vez es mayor el número de corzos presentes en esta autonomía, abatiéndose magníficos ejemplares.

Castilla y León

Buenos resultados los cosechados en pagos castellanoleoneses, siendo espectaculares algunos trofeos de venado y jabalí cobrados sobre todo por la Sierra de la Demanda. Aumento de las capturas y de la calidad de los trofeos de jabalí y ciervo. El lobo tampoco se ha podido cazar esta temporada.

En Castilla y León resulta contraproducente la discriminación en parques naturales como Sanabria, donde no se pueden celebrar monterías, se limita el número de perros y no se pueden hacer cacerías en condiciones, fomentando de forma antinatural la abundancia de cervuno, que trae consigo problemas sanitarios. Caso contrario es lo sucedido en provincias como Soria, donde el descaste excesivo de ciervas se ha dejado notar en las capturas de venados. Esperemos que la nueva Ley de Caza de la Comunidad que se está tramitando solucione estos problemas.

Cataluña

Abundancia de jabalí y corzo, pudiéndose cazar cochinos hasta este mes de marzo por daños en agricultura. Son pocas las monterías celebradas en esta autonomía, pero el número de batidas jabalineras es cada temporada mayor.
 
El cochino ha protagonizado un ejercicio venatorio excelente tanto en cantidad como en calidad, cobrándose grandes ejemplares con muy buenas defensas. La abundancia de corzos se deja notar año tras año, siendo ésta una especie en franca expansión en la comunidad catalana (son muchos los vistos y muy buenos sus trofeos). También el ciervo es cada día más abundante, permitiéndose su caza con control.

Balance temporada montera

Levante

Sigue aumentando el número de monterías en esta zona, tanto en fincas abiertas como cerradas. La temporada ha sido buena, con excelentes resultados en fincas abiertas donde antes no se celebraban monterías y las tradiciones y usos monteros son, en general, desconocidos.

Aragón

En la zona de montaña de Aragón las cacerías han estado más flojas en general, viéndose menos jabalíes. Por diversas razones, esta campaña el cochino ha buscado refugio en zonas más bajas, resultando curioso que este año, que había mucha bellota en el monte, haya descendido el número de capturas y la densidad de jabalíes en los cotos. En el resto del territorio la temporada ha transcurrido dentro de la normalidad, exceptuando las fincas cercadas, cuyos números casi siempre han sido muy buenos.

Galicia

Los abates de jabalí fueron abundantes, incluso con numerosos machos a partir de diciembre, de buenos tamaños y bocas. Las batidas de verano se muestran claramente inoperantes (se empieza casi dos meses antes que en el resto de España con la excusa de proteger los cultivos y es peor el remedio que la enfermedad). Seguimos, desgraciadamente, confundiendo superpoblación con traslocación; se molesta demasiado a las hembras en la época de cría, hasta el punto de que se les obliga a buscar tranquilidad cerca de las viviendas y dentro de los cultivos.

Balance temporada montera

En cuanto a ciervas y corzas, sus capturas, necesarias para la salud de las especies, han sido paralizadas este año por la Dirección General de Medio Natural, medida que fue avalada por el Comité Gallego de Caza y la federación autonómica. Las posturas a favor y en contra de esta decisión sin ningún aval científico tienen divididos a los monteros gallegos. La Administración tampoco se ha mostrado muy diligente en cuanto al desarrollo efectivo del Decreto de comercialización de carnes de caza.

Así las cosas, miles de jabalíes son desaprovechados sin sacarles rendimiento y valor añadido a sus carnes, desaprovechando la posibilidad de colaborar con ese valor en el fondo de corresponsabilidad de una Ley de Caza paralizada en su desarrollo. Son muchos los cotos que han llegado a la conclusión de que tienen menos jabalíes pero muchos más daños ocasionados por éstos.

Ceuta

No quiero olvidar a los españoles que montean en estas tierras del antiguo Protectorado Español de Marruecos, donde se sigue practicando la montería con los bravos ‘jalufos’ (jabalíes) de esta zona del norte del actual Marruecos. Para ellos la temporada termina a finales de marzo y sus capturas no tienen nada que envidiar en calidad -no así en cantidad- a las que se logran en la Península Ibérica, aunque es cierto que las limitaciones impuestas por las autoridades marroquíes restringen el número de capturas y solamente se permite usar escopetas en esta modalidad cinegética.

No obstante, las rehalas que mantienen todo el año son muy buenas, con perros de diversas razas que, sin embargo, desarrollan su actividad de forma magistral. Esta temporada he podido ver el resultado de sus batidas, con grandes trofeos de cochinos cobrados a la vieja usanza, en lo abierto y por derecho.

Muy buenos registros en la Zona Norte

Muy buena campaña montera, en particular en la zona sur de Navarra, donde se ha cazado una cantidad muy superior de jabalíes que en años anteriores. Ha habido cochino y, sobre todo, se han cobrado muchos y grandes trofeos en todo el norte. Una de las causas es el aumento de lobos, que al matar muchos jabalíes pequeños y reducirse las piaras, es más fácil que los perros den con los guarros grandes.

Balance monterías

Como parte negativa, el aumento de piaras en los entornos urbanos buscando comida y tranquilidad, lo que hace inviable su caza salvo con arco y flechas. En Asturias, como en la temporada pasada, se está poniendo en peligro la pervivencia de los cotos, debido al pago de daños que origina que muchas zonas vayan a quedar libres, porque entre los daños y la presión del lobo, que llega a las ciudades, los acotados no pueden más.

 

Texto y fotos: Félix Sánchez