Pasar al contenido principal
Altísimo nivel en las mesas redondas del Congreso de Ciudad Real

Caza, carne de caza y turismo

El 26 de septiembre tuvieron lugar las tres mesas redondas de las que constaba el Congreso Nacional de Turismo Cinegético de Ciudad, unas mesas de gran interés por su temática y por el altísimo nivel de aquéllos que intervinieron en las mismas.
Congreso_G Mesa redonda ‘Modelos de gestión de éxito. ¿Qué han hecho otros países?’

En la que marcó el inicio del I Congreso Nacional de Turismo Cinegético, ‘Del campo a la mesa’, los reputados cocineros Adolfo Muñoz, Iñaki Camba, Rubén Sánchez-Camacho y Alberto Moreno abogaron por un mayor consumo de la carne de caza y pusieron en valor las propiedades nutricionales de este producto que ofrece numerosas posibilidades en la cocina y la restauración. 

En la apertura del Congreso, organizado por el Ayuntamiento de Ciudad Real y el gobierno regional de Castilla-La Mancha, se tuvo un reconocimiento especial hacia la figura del cocinero José Carlos Macías, fallecido recientemente. Además, la concejal de Turismo, Empleo y Promoción del Ayuntamiento de Ciudad Real, Lola Merino, manifestó su confianza en que la carne de caza se convierta en el “plato estrella” que esta región y Ciudad Real ofrezca a turistas y visitantes. Asimismo, recordó que “estamos en el corazón cinegético de España” y que este congreso pretende arrojar luz sobre las oportunidades económicas, turísticas y de comercialización que nos ofrece la actividad cinegética.

El Premio Nacional de Hostelería 2013 y propietario del Grupo Adolfo, el chef Adolfo Muñoz, aseguró que “la carne de caza da color, aroma, sonido, textura y limpieza” y añadió que el futuro del sector cinegético “está en las manos de los cocineros, de las cocineras y de la gente particular, porque en casa también se debe comer caza”, a la vez que añadió que “es la hora del cambio, de un cambio de carne y de tener en nuestros menús más caza”. Tras resaltar que la caza es cocina saludable puesto que contiene menos grasa que otros tipos de carne, Adolfo Muñoz pidió que se apueste más por este sector.

Por su parte, el chef y propietario del restaurante ‘Arce’ de Madrid, Iñaki Camba, uno de los grandes cocineros de la carne de caza a nivel mundial, afirmó que “en la cocina de ahora, en la cocina de fusión, no estoy viendo mucha caza, pero ya empiezan a tocarla”, y habló de la importancia de una cocción adecuada para disfrutar de estas piezas “de la forma más natural posible”. 

Por último, Rubén Sánchez-Camacho, integrante de la Selección Española de Cocina Profesional y chef del restaurante ‘El Bodegón’, junto a su compañero de Selección, Alberto Moreno, chef representante en el Bocuse D’Or Europa, explicaron cómo elaborar un plato de gamo con acompañamiento. Ambos hablaron de tradición e innovación en la cocina. Alberto Moreno concluyó afirmando que “la carne de caza es la única que pasa dos controles de Sanidad” y añadió que “no hay que tener miedo a comer carne de caza, sino que hay que intentar que a Castilla-La Mancha y a España se le recuerde por la carne de caza”.    

Esta mesa redonda, moderada por el presentador de RTV Castilla-La Mancha, Alfonso Hevia, marcó el inicio de dos días repletos de actividades en torno a la caza, una actividad económica que genera más de 6.500 empleos directos en Castilla-La Mancha.

Junto a mesas redondas sobre el papel de los turoperadores o los modelos de gestión de éxito, el I Congreso Nacional de Turismo Cinegético también incluía una amplia programación de actividades paralelas como talleres de cocina, moda cinegética, conciertos, taller de pintura rupestre, una exposición y una ruta gastronómica en la que podían degustarse tapas elaboradas con carne de caza acompañadas por vinos de la región.

Segunda mesa

Las opciones que los operadores turísticos pueden ofrecer a sus clientes en materia cinegética fueron el tema de la segunda mesa redonda del Congreso Nacional de Turismo Cinegético. Ponentes con importante experiencia en distintas áreas turísticas coincidieron en apostar por un turismo de calidad y excelencia, que incluya alternativas paralelas para poder atraer a más familias y que permanezcan más tiempo en el territorio.

La mesa redonda fue moderada por la directora general de Turismo de Castilla-La Mancha, Ángela Moreno-Manzanaro, quien indicó que “hay que buscar una compensación entre la venta directa y los paquetes turísticos” porque “todo es beneficioso” y ha apuntado que Castilla-La Mancha “es un destino muy completo”.

Amaia López de Heredia, gerente de Akimu Proyectos Turísticos, habló sobre el modelo de turismo enológico desarrollado en la región alavesa y recordó que “el turista puede venir motivado por el vino o la caza, pero también consume otros productos”. “Nosotros tenemos vino, vosotros también, y además tenéis caza, se trata de ordenar actividades, trabajar en red y tener coherencia con los mercados. Tenemos que crear y recrear el producto, pensando desde la demanda”, afirmó. 

El jefe de marketing de Paradores, Javier Blanco, recordó que los Paradores de Turismo tienen en sus genes la caza y que fueron pioneros del turismo rural y de ocio activo. Asimismo, indicó que en los Paradores enclavados en zonas con atractivo cinegético siempre incorporan platos con materias primas procedentes de la caza. 

Por su parte, el gerente de Finca la Espadella, José Luis Falomir, aseguró que “ese incremento del 7% del turismo nacional ha sido en parte gracias al turismo cinegético” y señaló que la caza la debe vender el agente comercial al igual que un profesional debe gestionar una finca de caza. Del mismo modo, apuntó que “para dar la mayor seriedad a este tipo de turismo, hay que vender la verdad” y se mostró partidario de “vender calidad” y paquetes integrales, al tiempo que señaló que el turismo cinegético “es una parte muy importante del turismo y va a servir y sirve para que ese turismo rural que anda justo de clientela”, pueda contribuir a dinamizar las zonas rurales. 

Por último, el presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo de Ciudad Real, José Crespo, destacó que “en el turismo hay que poner semillas” y aseguró que este Congreso “es una gran semilla”, al tiempo que recordó que en Ciudad Real hay muchas empresas que participan y se sirven de la caza. “El turismo es una de las mayores fuentes de riqueza y tenemos en la mano, a nivel cinegético, una gran herramienta”.

‘Modelos de gestión de éxito. ¿Qué han hecho otros países?’

La posición de liderazgo que tiene España en el ámbito europeo en materia de turismo cinegético fue una de las conclusiones de la mesa redonda ‘Modelos de gestión de éxito. ¿Qué han hecho otros países?’, encargada de poner el punto final al programa del I Congreso Nacional de Turismo Cinegético celebrado en Ciudad Real.

Así, el gerente de Cazatur y presidente de la Asociación Internacional de Cazadores Profesionales (IPHA), Eduardo Fernández de Araoz, aseguró que “las reservas de caza que hay en España son para que se copien en todo el mundo, porque hay una gestión de fauna excelente”. Asimismo, aseguró que en nuestro país, “las cosas no se están haciendo mal” en materia de turismo cinegético, ya que los cazadores extranjeros llegan con la intención de disfrutar tanto de la actividad venatoria como del turismo cultural o patrimonial. Fernández de Araoz mencionó también que España es uno de los destinos con precios más elevados porque “se está ofreciendo un servicio de altísimo nivel”. En esa línea también se mostró otro de los integrantes de la mesa, el gerente de Cacerías Ventosilla, Antonio Cavero. El empresario aseguró que “España es un referente en caza mayor a nivel europeo”.

Sin embargo, también se puso como ejemplo el potencial de otros países como herramienta para mejorar aún más la situación del turismo cinegético español. Así, Cavero explicó que “Inglaterra es el gran ejemplo en caza menor, con unas cifras de aportación al PIB impresionantes y generando 85.000 puestos de trabajo directos”. Por ello, animó al sector turístico y cinegético español a “aspirar a ser Inglaterra, porque tenemos más potencial pero los ingleses nos multiplican en facturación y creación de riqueza”.

Otro de los puntos señalados en la mesa redonda para aumentar la capacidad que la caza tiene como dinamizadora del turismo en un territorio fue la eliminación de algunas “trabas burocráticas”. En este sentido, el presidente de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (ASAJA), Pedro Barato, señaló que “hay que hacerle las cosas fáciles al que viene a cazar”.

Como ejemplo, puso de manifiesto las complicaciones que se le presentan a los turistas a la hora de transportar las armas, por lo que animó a trabajar en esta línea. Y es que como explicó Cavero, “España es el único país de Europa en el que te cobran por traer un arma”. 

Otro de los puntos que aparecieron en la mesa redonda moderada por el periodista Antonio Pérez Henares fue el de la licencia única. Sobre este asunto, Barato lamentó que exista en otros países y no en España, aunque en nuestro país “se haya avanzado mucho” en los últimos meses. Y es que el pasado mes de abril, la presidenta del Gobierno de Castilla-La Mancha, María Dolores Cospedal, impulsó la creación de la licencia única junto a las regiones de Castilla y León, Extremadura y Madrid. Por ello, Barato agradeció al Gobierno regional, que junto al Ayuntamiento de Ciudad Real organiza este Congreso Nacional de Turismo Cinegético, su adhesión a este proyecto y su predisposición por sacar adelante la ley de caza.

En cuanto a ejemplos internacionales puntuales, los integrantes de la mesa redonda mencionaron la tradición gastronómica con carne de caza que hay en Bélgica a pesar de no ser un “país con mucha caza”, y la exportación de conejo que está llevando a cabo Reino Unido.