Pasar al contenido principal
En relación al brote aparecido en cabras monteses de Tarragona

Más caza para combatir la sarna

Ya informamos del brote de sarna en cabra montés aparecido en Els Ports (Tarragona). La sobrepoblación de especies tiene estas cosas y ahora las vecinas provincias de Teruel y Castellón apuestan por cazar más para frenar el avance de la epidemia.
Cabras_Sarna_G Cabras monteses en un acotado turolense y ejemplar macho abatido en un coto de Castellón.

Para empezar, el Servicio Provincial de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente de Teruel convocó recientemente una reunión informativa sobre la evolución de la epidemia de sarna de la cabra montés en Cataluña. Entre las medidas preventivas y de actuación para evitar la aparición de casos en cabras monteses de Aragón, cabe destacar un incremento de los cupos de caza de la especie.

En la reunión se habló de que en Cataluña parece haberse frenado la progresión de la enfermedad, con la detección de sólo cinco casos desde mediados de febrero. El plan de actuación en tierras catalanas ha consistido en reducir las densidades en las áreas afectadas, creando además una franja perimetral de seguridad a estas zonas de densidades bajas. Según se publica en Aragón Digital, “se ha comprobado que con densidades bajas, de unas seis cabras monteses por kilómetro cuadrado, la progresión de la sarna se ralentiza y disminuye de esta forma la afectación al conjunto de la población”.  

Aún no se ha registrado ningún episodio en Teruel, sin embargo, por el carácter contagioso de la enfermedad y porque ésta depende de las densidades poblacionales, los presentes en la reunión coincidieron en incrementar los cupos de caza asignados en aquellos cotos donde mayor riesgo existe de contagio, siendo esto estudiado y determinado de forma individualizada para cada acotado turolense. También en Castellón, por el mismo motivo, se ha establecido un protocolo de actuación para controlar la población de Capra pyrenaica que hay en los montes de la Tinença de Benifassà. Según una información de Emilio Regalado para ‘Levante’, “la alerta se produjo a finales del mes de enero cuando agentes rurales de la Generalitat de Catalunya confirmaron el hallazgo de dos ejemplares de cabra montés en el término municipal de la Horta de Sant Joan, en concreto en la montaña de Santa Bárbara, en pleno macizo de Els Ports de Tortosa-Beceite, en el que está integrada la Tinença. La Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente organizó hace unos días una reunión informativa en Sant Mateu con los agentes medioambientales para establecer un protocolo de actuaciones y controlar el posible contagio de la enfermedad. Los agentes medioambientales están trabajando estos días en la Tinença de Benifassà para comprobar el buen estado de los ejemplares de cabra montés y evitar así una propagación que podría dañar a la población del ejemplar más preciado en el sector cinegético y cuya caza supone un empujón económico para numerosos municipios del interior de Castellón”.