Pasar al contenido principal

Caza de especies protegidas y tráfico ilegal, ¿conoces la legislación?

En esta época de safaris en África y salidas cinegéticas en nuestro país, debemos conocer la legislación para no cometer infracciones muy graves que, incluso, nos podrían acarrear pena de prisión y una cuantiosa multa.
delitos-protegidas-G En algunos lugares de África está prohibida la caza del elefante y es una especie protegida.

Arrancamos este artículo reproduciendo el artículo 334, en el que se recogen los principios básicos que trataremos de explicar para no caer en infracciones. 1.- Será castigado con la pena de prisión de seis meses a dos años o multa de ocho a veinticuatro meses y, en todo caso, inhabilitación especial para profesión u oficio e inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de caza o pescar por tiempo de dos a cuatro años quien, contraviniendo las leyes u otras disposiciones de carácter general:
a) Cace, pesque, adquiera, posea o destruya especies protegidas de fauna silvestre.
b) Trafique con ellas, sus partes o derivados de las mismas; o,
c) Realice actividades que impidan o dificulten su reproducción o migración.
La misma pena se impondrá a quien, contraviniendo las leyes u otras disposiciones de carácter general destruya o altere gravemente el hábitat.
2.- La pena se impondrá en su mitad superior si se trata de especies o subespecies catalogadas en peligro de extinción.

3.- Si los hechos se hubieren cometido por imprudencia grave, se impondrá una pena de prisión de tres meses a un año o multa de cuatro a ocho meses y, en todo caso, inhabilitación especial para profesión u oficio e inhabilitación para el ejercicio del derecho de cazar o pescar por tiempo de tres meses a dos años.

Quien puede cometer este delito

Cualquier persona, sea o no cazador.

La acción o conducta que se prohíbe

-Cazar, en sentido amplio y no propiamente cinegético, especies protegidas de fauna silvestre. Son indiferentes los medios que se empleen para cazar, salvo el veneno, los explosivos y otros instrumentos o artes de similar eficacia destructiva o no selectiva, que ya están recogidos en el artículo 336 del Código Penal.

-Adquirir, que es tanto como comprar o recibir en herencia o como donación o regalo, especies protegidas de fauna silvestre.

-Poseer o tener por cualquier causa especies protegidas de fauna silvestre.

-Destruir especies protegidas de fauna silvestre. Sólo se puede destruir un animal si se le da muerte.

-Traficar (comerciar, comprar vender, cambiar) con especies protegidas de fauna silvestre.

-Traficar (comerciar, comprar vender, cambiar) con partes o derivados (animales disecados, trofeos, pieles, etc.) de especies protegidas de fauna silvestre.

-Realizar cualesquiera actividades, siempre que impidan o dificulten la reproducción o migración de especies protegidas de fauna silvestre. La incidencia de la actividad sobre la reproducción o la migración de estas especies, necesariamente ha de ser valorada y probada técnicamente.

-Destruir o alterar gravemente el hábitat de las especies protegidas de fauna silvestre. La destrucción no ofrece dudas: ruina, pérdida total irreparable, asolamiento. La alteración del hábitat ha de ser grave y no leve, lo que supone la prueba mediante la valoración técnica del grado de alteración.

Qué es lo que se protege

1.- Las especies de fauna silvestre previamente protegidas por las correspondientes leyes o disposiciones de carácter general. Si cierta especie de fauna no está incluida en la lista de especies protegidas de determinada ley o disposición de carácter general, es que no está protegida y, por tanto, no se cometerá este delito.
2.- Como, además del nacional, cada Comunidad Autónoma tiene su propio Catálogo de Especies Amenazadas, puede darse el caso de que una especie esté protegida en alguna Comunidad y en otras no lo esté, de manera que en aquellas podrá cometerse el delito mientras que en estas no. Tal posibilidad nos parece claramente inconstitucional porque infringe el principio general de igualdad y el principio de igualdad de derechos y deberes en todo el territorio nacional.

El castigo

Los que cometan este delito son castigados:

-con la pena de prisión de seis (6) meses a dos (2) años,

-o bien con multa de ocho (8) a veinticuatro (24) meses.

-En todo caso, con la inhabilitación especial para el desempeño de profesión u oficio, siempre que la profesión u oficio hayan tenido relación directa con los hechos cometidos, e inhabilitación especial para el ejercicio del derecho a cazar por tiempo de dos (2) a cuatro (4) años.

La pena se impone en su mitad superior si se trata de especies o subespecies catalogadas en “peligro de extinción”. Por tanto, deben contrastarse siempre los catálogos de especies protegidas, nacional y autonómicos, en los que aparecen los grados de protección de las distintas especies y subespecies. El delito cometido por imprudencia grave:
Cuando este delito se haya cometido por imprudencia grave, el castigo se suaviza:
-La pena de prisión se reduce de  seis meses a tres (3) meses y de dos años a un (1) año.
-la multa de ocho meses a cuatro (4) meses y de veinticuatro mese a ocho (8) meses.
-La inhabilitación para profesión u oficio y para cazar de de dos a cuatro años a de tres (3) meses a dos (2) años.