Pasar al contenido principal
Según el TSJCYL

Los cupos de caza del lobo se basan en una norma anulada

Los cupos de caza del lobo en Castilla y León se rigen por un artículo del plan de gestión de esta especie que fue anulado en 2009, por lo que el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCYL) ha admitido la suspensión de este cupo.
abc21911 Logo ABC.

El Tribunal Superior ha aceptado la suspensión de los cupos de caza de esta especie solicitada por la Asociación para la Conservación y Estudio del Lobo Ibérico, según un auto difundido hoy por el órgano judicial.

Ecologistas en Acción de Castilla y León impugnó el decreto de la Junta de Castilla y León que en 2008 aprobó el plan de gestión del lobo en la Comunidad y en 2009 el Tribunal Superior anuló varios artículos, entre ellos el 19, relativo a la caza de esta especie.

Entonces, este órgano judicial consideró que los cupos por comarcas convertían al lobo "en especie cazable en todo el territorio de la Comunidad", sin tener en cuenta que al sur del Duero lo prohíbe la normativa europea.

El Tribunal Superior ha recordado ahora en el auto que si los cupos se basan en ese artículo anulado, el aprovechamiento cinegético del lobo en Castilla y León "carece de la debida y necesaria habilitación normativa".

En concreto, se refiere al apartado número cinco de ese artículo, que establece que antes de fijar el cupo de cada comarca, se tengan en cuenta "los ejemplares extraídos" anteriormente por acciones de control de la especie, como los capturados para evitar ataques al ganado.

La asociación conservacionista había interpuesto un recurso contencioso-administrativo "contra la desestimación presunta del recurso de alzada presentado" contra los cupos establecidos para la temporada 2011-2012.

De este modo, suspende la ejecución de la resolución de la Dirección General del Medio Natural de Castilla y León, que estableció un cupo de caza de 140 lobos al norte del río Duero para esta temporada, diez más que la anterior.

El censo estimado es de unos 2.000 ejemplares en Castilla y León, uno de los mayores en una región de la Unión Europea, pero en la temporada de 2009-2010 solo se cazaron 42 de los 142 lobos autorizados al norte del Duero, ya que la normativa europea prohíbe su caza al sur de este río.

Según datos difundidos por la organización agraria ASAJA, en la Comunidad existen 136 manadas de lobos seguras y 69 probables, que el año pasado ocasionaron al menos 774 ataques al ganado, con un mínimo de 2.388 reses afectadas.

Una información de ABC/EFE.