Pasar al contenido principal
Se triplicarán los precintos de jabalí en el 65% de Extremadura y se duplicarán los cupos de ciervas

¿Ganaderos abatiendo venados y jabalíes? No es cierto

La Federación Extremeña de Caza ha realizado un llamamiento a la calma y aclarado que los ganaderos no podrán abatir jabalíes y ciervos, pues eso es competencia exclusiva de los titulares del aprovechamiento cinegético.
Abates_GanaderosExt_G Jabalíes en una dehesa extremeña y venado abatido en montería.

La Federación Extremeña de Caza (Fedexcaza) quiere aclarar al sector los últimos titulares aparecidos en prensa en referencia al control de la tuberculosis bovina en Extremadura. Estas informaciones erróneas no atienden a la realidad ni al trabajo desarrollado en el seno de la Mesa de la Tuberculosis. El sector venatorio extremeño, comprometido con el medio rural y los problemas sanitarios de caza y ganadería en la región, está asumiendo un importante esfuerzo y se está implicando al máximo. Si bien el año pasado se aplicó de forma efectiva la normativa sobre recogida de Sandach.

Entre las medidas expuestas para este año durante la reunión del 30 de mayo, la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía explicó la puesta en marcha de un decreto de vaciado sanitario para las explotaciones afectadas que les permitirá comprar ganado. Asimismo, se detalló el decreto para la construcción de cebaderos comunitarios, así como la orden de subvenciones de los cotos de las sociedades locales de cazadores para la retirada de los Sandach.

En materia estrictamente cinegética, se triplicarán los precintos dispuestos para jabalí en el 65 por ciento del territorio extremeño, mientras que se duplicarán los cupos de ciervas para el control de las poblaciones. Asimismo, de manera preventiva, se autorizarán las acciones cinegéticas de daños a la agricultura, ganadería y la caza menor en el 65 por ciento del territorio.

En las zonas de caza mayor se permitirá la caza sin cupo de jabalíes en las monterías, batidas y ganchos, y se incrementarán los cupos de ciervas y de las hembras de gamo.

Se trata de medidas excepcionales, cuya aplicación principal se refiere a las comarcas agrícolas, ganaderas y mixtas de esta región, respetando, aunque aumentando considerablemente las capturas, en las comarcas de caza mayor. Tal y como ha dicho la consejera de Medio Ambiente, Begoña García, un problema “tan serio” como la tuberculosis “no se soluciona con ocurrencias, ni manipulaciones partidistas, sino con trabajo, rigor, seriedad y diálogo”. Fedexcaza se muestra preocupada por las consecuencias que puedan existir en un futuro inmediato sobre el sector cinegético y la cabaña de caza mayor, por lo que hace un llamamiento a que estas medidas se apliquen con proporcionalidad según cada caso y no se haga un uso fraudulento de ellas.