Pasar al contenido principal
José Luis López-Schümmer, en la presentación a los medios de la Fundación Artemisan

“Hay que conseguir que la caza sea una corriente dominante”

Son las anteriores palabras del presidente de la Fundación Artemisan, José Luis López-Schümmer, en el encuentro que hoy ha tenido lugar en el club Financiero Génova de Madrid con los representantes de los medios especializados.
Fundacion_Artemisan_G Luis Fernando Villanueva y José Luis López-Schümmer en la presentación a los medios de la Fundación Artemisan.

Ya en un foro organizado por Jóvenes por la Caza en la Escuela de Montes de Madrid, Luis Fernando Villanueva, presidente de Aproca España y uno de los intervinientes en el acto, nos habló -y mostró un vídeo- de una fundación, Artemisan, cuya puesta en marcha era inminente. Un tiempo después, en la última edición de la feria de la caza de Ciudad Real, Fecircatur, se llevó a cabo la presentación en sociedad de la misma, una presentación que hoy se ha ampliado o completado frente a los medios especializados en materia cinegética con una rueda de prensa ofrecida conjuntamente por el presidente de la Fundación Artemisan, José Luis López-Schümmer, y su coordinador, Luis Fernando Villanueva, estando prevista también hoy la reunión con la Junta Directiva y la semana próxima con el patronato de la misma.

El primero en intervenir ha sido López-Schümmer, como decimos cabeza visible de esta fundación, quien ha iniciado sus palabras hablando de la tendencia urbanita en la actualidad y del alejamiento del mundo rural. En una declaración de intenciones, el presidente de Artemisan ha señalado que “no sé si conseguiremos que la caza sea vista de forma amable, pero al menos intentaremos que se reconozcan sus beneficios".

Ya sabíamos que la investigación y la comunicación son dos pilares básicos de esta nueva iniciativa basada en la caza, la gestión y la conservación, sin embargo José Luis López-Schümmer ha vuelto a incidir en ellas durante su intervención. Para el presidente de Artemisan, en el ámbito de la investigación, urge un estudio socioeconómico serio de lo que supone la actividad cinegética en el PIB, ya que con un estudio de impacto económico, “con cifras tienes interlocutores”. Además de este estudio, está contemplado destinar fondos a otras investigaciones tanto de fauna como de flora, así como establecer convenios de colaboración con distintas fundaciones o asociaciones. Existe también una gran preocupación por el abandono del campo, siendo la caza una de las pocas actividades que fija población en el mundo rural.

En la esfera de la comunicación, y visto el poco análisis que se ejerce en las redes sociales Artemisan en general y López-Schümmer en particular abogan por adaptarse a los nuevos tiempos y tecnologías desde un punto didáctico. "Hay que comunicar sobre la caza sin vergüenza porque es una gran actividad e intentar que se convierta en una corriente dominante. Debemos ser más activos en el ámbito comunicativo y hacer ver que el campo está lejos de ser ese escenario idílico que algunos dibujan. No deberíamos tener que justificarnos ni escondernos sabiendo que estamos haciendo algo bueno como es practicar la caza", han sido algunas de las frases finales de José Luis López-Schümmer.

A continuación ha tomado la palabra Luis Fernando Villanueva, quien para empezar ha explicado los motivos de por qué se ha creado la Fundación Artemisan: por un lado, la ilusión de crear algo nuevo, y por otro, las ventajas fiscales que supone al tratarse de una fundación. Para Villanueva estaba claro que en el actual contexto había un hueco para Artemisan, "ya que en el sector venatorio no se estaba invirtiendo en investigación y nosotros contamos con la ventaja de que ya gestionamos mucho territorio". Eso sí, para el coordinador de la Fundación y presidente de Aproca España resulta indispensable la planificación de una estrategia de comunicación que haga "llegar un mensaje diferente de la caza a la sociedad, y ahí Artemisan debe unir esfuerzos para que el colectivo tenga una única voz". Por último, Luis Fernando Villanueva nos ha hablado de una línea de trabajo basada en la formación y la educación del propio mundo venatorio.

Concluidas las intervenciones de dos de los rostros visibles de este nuevo proyecto, que conforman una terna junto a Jorge Bernad, llegó el turno de las preguntas de los periodistas, a través de la cuales, además de otras muchas cosas, pudimos saber que a día de hoy la Fundación Artemisan cuenta entre sus benefactores con cien empresarios privados, varias federaciones de caza (Andalucía, Extremadura, etc.), Aproca, Asiccaza..., siendo lo deseable que esta nómina aumente también con patronos o donantes de a pie. Respecto a la estrategia comunicativa, José Luis López-Schümmer nos adelantó que tenían previsto reunirse con los principales medios de comunicación generalistas, en los que tantas y tantas veces se critica la actividad cinegética y a sus practicantes, para explicarles la realidad de la caza del Siglo XXI. De esta forma, se trata de conseguir que poco a poco se generalicen frases del tipo: "no soy cazador pero te llego a entender". Comentar igualmente que desde Artemisan se han mantenido contactos con asociaciones ecologistas para trabajar conjuntamente e incluso para que formen parte del patronato.

Si desean ampliar información sobre la Fundación Artemisan, tienen a su disposición una web, un correo electrónico o el teléfono 926 232029.

(Texto y fotos: José María García Medina)