Pasar al contenido principal
En otra reunión en el Congreso de los Diputados, sin la presencia de la Mesa en Defensa de la Rehala y la Montería Española

Nuevo intento de desbloquear el conflicto de las rehalas

De nuevo el 10 de septiembre, en el Congreso de los Diputados, tuvo lugar una reunión con Teófilo de Luis sobre el conflicto de las rehalas, reunión en la que la Mesa en Defensa de la Rehala y la Montería fue la gran ausente, al denegar su presencia.
Reunion_Teofilo_G Algunos de los presentes en la reunión del 10 de septiembre en el Congreso de los Diputados.

Allí fuimos convocados por Teófilo de Luis algunos periodistas especializados, así como representantes de la Real Federación Española de Caza (Juan Quiles, presidente; Nicanor Ascanio, presidente de la Federación Madrileña de Caza; y Alonso Sánchez Gascón, asesor jurídico de la RFEC) y de la Oficina Nacional de la Caza (Luis Fernando Villanueva, presidente de APROCA España y de APROCA Castilla-La Mancha, quien a su vez es miembro de la Mesa en Defensa de la Rehala y la Montería Española, aunque en esta ocasión señaló que acudía en calidad de presidente de APROCA y parte de la ONC, pues la Mesa, como apuntó, había denegado su presencia a la reunión).

A menos de tres días para la manifestación de Madrid, Teófilo de Luis hizo hincapié en la necesidad de “que las cartas queden boca arriba con la intención de resolver el desencuentro” creado con el Ministerio de Empleo y Seguridad Social a propósito de las inspecciones de trabajo.  

Luis Fernando Villanueva hizo un breve pero acertado resumen de los hechos hasta la fecha, indicando que existen expedientes sancionadores muy duros que han provocado una gran inseguridad. “Parece que el sector cinegético quiere vivir de espaldas a la legalidad no cumpliendo con la Seguridad Social, y esto no es así, pues al mismo le interesa y favorece que se regularice la situación”, indicó Villanueva.

La consideración de rehaleros y muleros como trabajadores por cuenta propia y su obligación de inscribirse como autónomos, el salario mínimo interprofesional y el prorrateo establecido por la Dirección General de la Inspección de Trabajo, el pago en especie y que algunas inspecciones obligaban a darse de alta todo el año a los rehaleros fueron algunos de los puntos en los que siguió incidiendo Luis Fernando Villanueva, quien no dudó en afirmar que éste “es un tema menor en cuanto al esfuerzo para resolverlo pero vital para el futuro de la montería española”.

A continuación fue Juan Quiles, presidente en funciones de la Real Federación Española de Caza, quien hizo uso de la palabra, señalando primero el malestar dentro de la RFEC por no haber sido invitada a las reuniones anteriores que se habían mantenido al respecto. Hecha esta puntualización y alabando el trabajo que De Luis ha venido haciendo en favor de la caza y los cazadores durante muchos años, Quiles comentó que, en relación al tema de la reunión, “lo que el Gobierno quiere sacar adelante perjudica al sector cinegético, por lo que el presidente de la Real Federación Española de Caza se muestra favorable a los postulados de la Mesa en Defensa de la Rehala y la Montería Española. Aunque la Federación no asistirá a la manifestación a título institucional, a nivel personal sí estaremos presentes algunos miembros de la Junta Directiva”.

Elementos nuevos

Escuchados a Villanueva y a Quiles, así como las aportaciones de Nicanor Ascanio, y tras un sinfín de anotaciones, Teófilo de Luis aportó algunos elementos nuevos a la mesa fruto de una conversación que había mantenido con el director general de la Inspección de Trabajo. Pudo parecer que se trataba de un as en la manga o los últimos cartuchos que el Partido Popular quemaba para evitar la manifestación del 13 de septiembre en Madrid, aunque De Luis se encargó de subrayar que esto respondía a su voluntad de solucionar el desencuentro creado y “que al menos se reconozca el esfuerzo y el compromiso por parte del PP por favorecer la actividad cinegética”.

Pues bien, entre los nuevos elementos introducidos estaba el tiempo de darse de alta en autónomos y cotizar a la Seguridad Social, informándonos que “sólo se estará obligado aquellos meses en los que se superen los 750 euros [cifra resultante del prorrateo mensual del salario mínimo interprofesional], nunca cinco como bloque [más o menos lo que viene a durar la temporada de monterías y batidas] ni un año”.

También se refirió a la ‘Guía de Inspección’ de la que ya tuvimos conocimiento en la reunión del 5 de septiembre. Según el diputado del Partido Popular, será clara, recogerá las claves de cómo se debe proceder y no dejará margen de interpretación a los inspectores.

Quizá la frase más llamativa de convocatoria fue la que se refería a la actividad deportiva y que De Luis señaló que se la había transmitido el director general de la Inspección de Trabajo: “Rehala deportiva, cero”, en referencia a que las rehalas deportivas no tendrán obligación de cotizar a la Seguridad Social ni inscribirse en el régimen de autónomos. La cuestión consistía en ese momento en saber qué entiende la Dirección General de la Inspección de Trabajo por rehala deportiva, a lo que Teófilo de Luis contestó que “es aquélla que sólo participa y no recibe ni dinero ni pago en especie”. Luis Fernando Villanueva no dejó de mostrar su sorpresa ante esta novedad, pues “en ninguna de las varias reuniones mantenidas entre la Mesa en Defensa de la Rehala y la Montería Española y el Ministerio de Empleo y Seguridad Social han hecho referencia al concepto de rehala deportiva, y ahora lo hacen a través de Teófilo de Luis, no el director general de la Inspección de Trabajo en persona”.

Las últimas palabras del encuentro fueron de nuevo para el convocante, quien recomendó que “hay que ser prácticos y con todo lo expuesto hay recorrido para resolver el entuerto”. “Con independencia del resultado de la manifestación, es necesario reanudar el diálogo con la Dirección General de la Inspección de Trabajo porque todavía hay demasiadas dudas que resolver”, fue la recomendación de De Luis, quien apostilló que “no quiero dejar de gozar de la sintonía y simpatía del mundo de la caza, ni yo ni el Partido Popular”.

(Texto y fotos: José María García)