Pasar al contenido principal
Por una sentencia del Tribunal Supremo, que además exige su erradicación en toda España

Prohibida la caza del arruí

La sentencia del Tribunal Supremo 637/2016 de 17 de marzo aprueba la inclusión, en el Catálogo de Especies Invasoras, del arruí en toda España y el muflón en Canarias, lo que supone la prohibición absoluta de su caza y la erradicación de estas especies.
Erradicar_Arrui_G El arruí es una de las especies de caza mayor más emblemáticas de la Región de Murcia.

A propósito de esta decisión del Tribunal Supremo, la Real Federación Española de Caza ha emitido un comunicado que reproducimos a continuación:

“La RFEC se muestra absolutamente indignada y radicalmente en contra de esta sentencia del Tribunal Supremo. Además, dicha sentencia concluye finalmente, sin prueba ni base alguna, que "está en la naturaleza de las cosas que la caza y la pesca, lejos de servir a los fines de erradicación de las especies catalogadas, más bien determinan su mantenimiento indefinido, cuando no la agravación, del status quo actual, dificultando, si no haciendo imposible, su erradicación, que es un objetivo inequívoco de la LPNB". Afirmación que es un verdadero sinsentido y que lo único que persigue es el apoyo a un colectivo, mal llamado ecologista, que defiende unos intereses sin ninguna base científica sólida y que pretende acabar con un sector con un coeficiente porcentual verdaderamente importante en el PIB español.

La Real Federación Española de Caza, ante semejante disparate, se une a la Federación Española de Pesca y pone en marcha mediante su departamento jurídico, el proceso judicial para que se declare la nulidad de las actuaciones y se suspenda, antes de su publicación en el BOE, dicha sentencia.

Por otro lado, la RFEC, junto a las federaciones autonómicas de caza afectadas, se ha puesto en contacto con las diferentes formaciones políticas representadas en el Congreso de los Diputados para que promuevan una ley que derogue de ipso facto semejante sinrazón como la aprobada por el Tribunal Supremo.

La prohibición de la caza deportiva del arruí y la exigencia de su erradicación en toda la Península supone acabar con una economía de la que viven miles de cientos de personas, promoviendo la ruina absoluta de un sector que generaba miles de millones de Euros.

Por su parte, la prohibición de la caza deportiva y la exigencia de la erradicación del arruí y el muflón en el archipiélago canario, junto al posible intento de introducción del conejo de monte en dicho Catálogo de Especies Invasoras y que ahora se encuentra en el Catálogo de Especies Exóticas supone, prácticamente, la prohibición de la caza en el archipiélago, por ser estas especies que llevan en Canarias casi cincuenta años, en el caso del arruí y el muflón, y miles de años el conejo, las que mayor interés cinegético suscitan.

Una vez más, vemos como los órganos judiciales de este país dan la razón a un sinsentido, que lo único que produce es un empobrecimiento aún mayor de la economía de la nación. La Real Federación Española de Caza pide la unión de todas las asociaciones del colectivo de cazadores y pescadores para luchar contra esta lacra que pretende acabar con uno de los sectores más importantes de nuestro país y vivir del cuento y de las subvenciones”.

(Fotos: Shutterstock)