Pasar al contenido principal
En Castilla y León

Sobran lobos y faltan soluciones

En Castilla y León sobran lobos y faltan soluciones que ahora parece ser que se empiezan a entender por quienes las tienen que resolver. No obstante, el 18 de febrero se ha producido ya un desmarque en Abaduero (Salamanca). Sigan leyendo y lo sabrán...
LobosRomero_CyL_G Pareja de lobos en Castilla y León.

Tras la reunión mantenida sobre el lobo con el jefe del Servicio Territorial de Medio Ambiente de Salamanca, el asunto ha ido por los derroteros de siempre. Esperemos que esto sea una excepción de la actual manera de proceder y no el principio de otro segmento amargo para todos los relacionados con el lobo en general y los ganaderos en particular. Tal y como detallo en una exhaustiva y transparente información sobre el lobo, en el último mes parecen haberse solucionado -sobre el papel y en parte sobre el terreno- cuestiones que hace sólo un año eran impensables.

Lo fundamental ha sido que los lobos al norte del Duero se consideran especie cinegética y que en el sur, ese punto cardinal que Europa, jaleada por los ecologistas, no deja cazar, la Junta de Castilla y León ha autorizado controles que ya se han ejecutado aun cuando al hacerlos a través de los celadores, que no se contrataron para tales menesteres, tardaron cuatro meses en abatir uno. Esto no debe de extrañar a nadie, pues antes, para abatir un lobo de forma oficial, había que tener mucha suerte y si se capturaban era debido a los muchos que había, pues a los pastores no les dejaban ir a las batidas y mucho menos a las esperas donde no se permitía el cebo. Es más, como todos sabemos que la escopeta o el rifle no nivelan al lobo, la Junta se ha comprometido a habilitar un seguro y en pagar puntualmente a los pastores el diferencial, cosa que no venía haciendo hasta la fecha.

Somos muchos los que creemos que a la vista de los últimos incendios en puro invierno, los de la Junta han tomado nota y han cogido el toro por los cuernos, pues donde pacen las diferentes cabañas hay mucho menos riesgo de incendios debido a que el monte no se cierra como consecuencia de la falta de pastoreo. Si no se pastorea, nacen de esas hierbas y especies subyacentes que brotan pero no prosperan para secarse en verano, y cuando se secan se convierten en un peligro latente cara a los incendios. Dicho sea de otra manera, dejan el bosque a punto de caramelo para que un simple cristal o una piedra (dependiendo del terreno) se lleven por delante el monte entero. Y más ahora, que la crisis ha traído consigo la poca o nula limpieza de los cortafuegos y el mal estado de los caminos de acceso por falta de dinero y de mano de obra en huebra o concejo debido al creciente abandono del campo, cuya demografía en Castilla y León es una de las más bajas de Europa. O sea, la región más grande de Europa tiene la demografía más baja de toda ella.

Quienes apostaron por el turismo unilateral del lobo, cosa que no es incompatible con la caza y la ganadería extensiva, se han dado cuenta de que al olor del dinero los falsos profetas se convirtieron en verdaderos salvajes a la greña de guiar al turista de los hides fotográficos y de los paseos para pillar foto. ¿De dónde han salido estos fantoches? Oigan, que nuestros montes y valles tienen la suficiente belleza y riqueza de todo tipo como para no dejarlos en manos de personal sin formación ni educación.

Un ejemplo del buen hacer son los empleados de las Lagunas de Villafáfila donde verdaderos profesionales fidelizan a una clientela que da valor añadido a la tierra. Pero antes de tomar decisiones de una especie como el lobo, hay que disponer de una información precisa que emane de varias fuentes a efectos de contraste.

Todos sabemos que cuando se dice censo del lobo nos estamos refiriendo a estimas, pues nadie se pone de acuerdo con los lobos que componen una manada para hacer una media aritmética y proceder en consecuencia. No es tan fácil. Pues las lobadas varían dependiendo de muchos y cambiantes factores tales como los de antes y después de la cría, los invernales, la zona, la comida y un largo etcétera por todos conocido. Pero mejor es conocer las lobadas grosso modo que seguir con el censo del ICONA de 1988. Hombre, lo ideal sería que se pusieran todas las autonomías de acuerdo para no contabilizar una lobada dos veces, pues los lobos no entienden de fronteras. Hace años que el Gobierno de España viene prometiendo un censo, pero hasta la fecha no se ha materializado más que en promesas y largas a quienes lo necesitan para gestionar debidamente los pastos.

Lobos atropellados

Es una forma simplista y errónea calcular los accidentes que producen los lobos por los atropellos de éstos en las carreteras de España. El lobo, además de atropellarse tan fácilmente como a un perro, dado que caza por la noche, causa desbandadas de animales susceptibles de ser depredados y son ellos los que más accidentes provocan. Animales que al huir despavoridos invaden las carreteras sin ese reparo previo que tantos accidentes evita. Pero eso hay que vivirlo para comprenderlo y valorarlo en su justa medida, cosa que no se ha hecho en España todavía. Mantener lobadas tiene un coste que debe correr a cargo de la Administración pertinente y no de los pastores, que son los verdaderos sufridores.

Bases de una buena gestión

Tengo encima de la mesa las muchas críticas iniciales y posteriores que se hicieron al Censo Nacional de Lobo Ibérico (Canis lupus) en Castilla y León 2012-13. En algunas estoy de acuerdo y en otras no, por supuesto, pero es la autonomía que más ha trabajado en el tema y a los resultados me remito. Es evidente que si no se hace nada, no puede haber críticas salvo las de la ausencia de los trabajos legislados, pero si se hace algo, todo es criticable. No debemos olvidar que el censo que se hace o debía de hacerse cada diez años parte de un Plan Director que en este caso denominan El Lobo en Castilla y León-Análisis justificativo para la revisión del Plan de Conservación y Gestión del Lobo en Castilla y León. A la vista del citado documento se lleva a cabo el censo antes mencionado y después se hace una memoria anual previo Plan de Gestión también anual.

Toda la información

Miren ustedes, les voy a poner en el apartado de adjuntos, que está al final de este post, parte de la información oficial y no oficial que estoy manejando sobre el lobo en Castilla y León. También, cómo no, les he recopilado las noticias más importantes que dan fe de lo que escribo en esta ocasión. Me podré equivocar, no lo dudo, pero será por un error de transcripción o una mala interpretación que siempre someto a la consideración de ustedes para proceder en consecuencia caso de que llegue la ocasión.

Algunos de mis cuadros están extraídos y formateados por mí. Muchos de ellos proceden de los libros digitales a los que les hipervínculo. He decidido incluir la citada  información resumida por si alguno tiene prisa y carece de tiempo para leerse los citados libros enteros. Y, cómo no, les he incluido también una relación de noticias hipervinculadas que a mi modesto parecer justifican mi post. También poseo una amplia biblioteca personal que me agarro a ella en caso de apuro (casi siempre). Me ha costado mucho trabajo, pero lo doy por perdido.

(Texto y fotos: Miguel Ángel Romero Ruiz)