Pasar al contenido principal
En la víspera de los comicios generales

20-D, unas elecciones trascendentales para la caza

En vísperas de las elecciones del 20-D, el mundo de la caza se ha movilizado en defensa de sus legítimos derechos. En las redes sociales son muchas las opiniones, pero no sólo en ellas, haciendo de éstas unas elecciones trascendentales para la caza.
Resumen_Elecciones_G Cazador junto a su perro en una mañana de codornices.

Hay también muchas incógnitas de cómo puede repercutir en la actividad cinegética la actual tendencia pseudoconservacionista instalada en el país y en los partidos políticos. En Federcaza y elcotodecaza.com quisimos conocer las impresiones e intenciones que los diferentes grupos políticos tienen en relación con la actividad cinegética y para ello enviamos un ajustado cuestionario a los partidos con implantación estatal. Tuvimos respuestas de PSOE, Podemos, UPyD y Partido Popular. Nosotros buscamos en sus programas las intenciones de IU-Unidad Popular y de Ciudadanos, que no tuvieron a bien contestarnos. Todos los contenidos ampliados pueden verlos en esta web. Aquí les recordamos algunas de las opiniones de los partidos que lideran Pedro Sánchez, Pablo Iglesias, Andrés Herzog, Alberto Garzón, Albert Rivera y Mariano Rajoy.

El Partido Socialista responde que “siempre hemos defendido la caza, como deporte y actividad económica sostenible, es merecedora de protección y adecuada regulación para preservar sus valores, económicos, sociales, culturales y medioambientales y para evitar prácticas no deseables. Mezclar política y caza es un cóctel perjudicial para la caza. Es un asunto que hay que ver con la máxima profesionalidad, dejando al margen las diferencias políticas. Entre los más de 800.000 cazadores los hay de todos los partidos e ideologías. En el PSOE apoyamos la iniciativa de licencia única, pero es un tema difícil, que no se soluciona con voluntarismo. Las CCAA tienen competencia exclusiva en esta materia y no es fácil llegar a acuerdos asumibles por todos. El problema es que hay comunidades que tienen cazadores (por ejemplo, Madrid) y otras que tienen caza (Castilla-La Mancha o Extremadura) y no ven el asunto de la misma manera.

El círculo de Podemos Caza y Conservación asegura que “entendemos que la práctica cinegética es una actividad legal, regulada y necesaria, por lo tanto no estaremos de acuerdo con ninguna actividad ilegal que atente contra los principios de la caza, sus practicantes o sus posesiones. Consideramos que la gestión cinegética es una herramienta más para tener un control de las especies que han dejado de tener depredadores naturales y que, como partido que cuenta con el apoyo de una gran variedad de tendencias tendrían que ser los cazadores los que se encargaran de realizar dicho control, en colaboración con las administraciones y gestionados por organismos que entiendan que la caza es necesaria hoy y siempre. La gestión de la caza está transferida a las administraciones autonómicas y, por lo tanto, tendrían que ser esas administraciones las que se pusieran de acuerdo para crear una licencia de caza interautonómica. Proponemos la creación de una licencia estatal, con un precio consensuado.

Unión, Progreso y Democracia reconoce que la caza es una actividad regulada que genera empleo y que, bien gestionada, puede servir para mantener el equilibrio de ciertos ecosistemas. Rechazamos abiertamente el furtivismo y pedimos diligencia a las autoridades para que toda la actividad que se produzca sea legal y dentro de los parámetros que permitan una caza sostenible, económica y ecológicamente. En nuestro programa electoral consta lo siguiente: “Implementar mayores políticas de protección, conservación y restauración de los hábitats de vida silvestre, desarrollo sostenible de los bosques, el suelo y el paisaje, y aumentar la presión contra los delitos ecológicos, incluyendo una lucha activa contra los incendios forestales”. También actualizar los planes de recuperación de todas las especies en peligro de extinción y el control medioambiental en la aplicación de biocidas. En relación con la licencia única, nuestra preocupación ha sido constante pues las trabas burocráticas afectan directamente a los ciudadanos.

Ciudadanos se compromete a atender las reivindicaciones de los cazadores y en su programa habla de potenciar los parques naturales y la conservación de las especies protegidas, una nueva ley forestal, programas específicos de reproducción de especies como lince, oso y rapaces, y recuperación y fomento de fauna y flora autóctonas, establecimiento de programas sanitarios para la erradicación de las enfermedades que diezman la fauna en parques nacionales y espacios protegidos. Hará una nueva Ley de Protección Animal y establecerá medidas educativas para fomentar la sensibilización en estos temas. En cuanto a la caza como tal, las referencias son escasas, destacando que se estudiará la viabilidad de implantar un modelo de licencia única o compartida en todos los territorios nacionales, así como la obligatoriedad de federarse a todos los propietarios de una licencia de caza. No son especialmente alentadoras las medidas que con respecto a la caza nos llegan del programa de Izquierda Unida/ Unidad Popular, que, por lo pronto, pretende “prohibir la caza en los Espacios Naturales Protegidos, así como la prohibición de asistencia y participación de menores en actividades cinegéticas, prestando mayor atención al acceso y utilización de armas”. Además propugna en su cuaderno programático número 8 (“Propuestas ambientales para un país sostenible”) que “en España deben establecerse líneas rojas para la aprobación de nuevas leyes de caza autonómicas, protegiendo la fauna silvestre y las especies en peligro de extinción. En casos de superpoblación, nos oponemos al sacrificio y apostamos por medidas alternativas. En el caso concreto del lobo ibérico es necesaria una ley que unifique las legislaciones existentes en varias comunidades autónomas para asegurar su protección”.

Para el Partido Popular, la caza es parte de nuestras tradiciones, una herramienta fundamental para la gestión de poblaciones de fauna y contribuye a la conservación de nuestro importante Patrimonio Natural. La caza es manifestación libre de voluntad de quien la practica o de quien provee bienes y servicios para su práctica, además es un subsector de la economía del mundo rural que crea renta, empleo y contribuye al desarrollo. Propugna una firme defensa y compromiso con la acción de cazar, los cazadores son ciudadanos con derecho a practicar su ocio, siempre que éste se ajuste a derecho. Hay que reconocer los factores positivos que aporta la caza al desarrollo de nuestro país. Se debe facilitar su práctica en las distintas autonomías haciendo fácil el acceso a la obtención de la licencia. En este momento, por iniciativa del Magrama, hay muchas comunidades autónomas que se han adherido a este procedimiento simplificado para poder cazar conforme a derecho, objetivo deseado por el colectivo de cazadores y apoyado por nuestro partido desde hace muchos años. Ver todas las informaciones de los partidos políticos sobre la caza en www.elcotodecaza.com.