Pasar al contenido principal
ARRECAL, ONC y AER dan sus opiniones

Indignación, hipocresía y prudencia, las tres caras del corte del rabo y orejas en perros

Tres son las organizaciones cinegéticas que, tras aprobarse ayer en el Congreso la norma de protección animal que regula el corte de rabos en los perros, han dado su opinión sobre este controvertido tema que, no dudamos, seguirá dando de qué hablar.
perro-raabo-cortado-M Perro de rehala con el rabo amputado por motivos funcionales.

La más madrugadora fue la Asociación de Rehalas Regionales Españolas Caza y Libertad (ARRECAL) que “considera muy negativo” el texto del Convenio europeo de protección de animales de compañía aprobado en el Congreso de los Diputados, que prohíbe las intervenciones funcionales en orejas y rabo de perros. Y es que este texto “no contempla la figura de los animales de producción, incluyendo a todos en la definición general de animales de compañía”, aseguran.

En concreto, esa definición explica que “se entiende por animal de compañía todo aquel que sea tenido o esté destinado a ser tenido por el hombre, en particular en su propia vivienda para que sirva de esparcimiento y le haga compañía”. Sin embargo, no se aclara -como pretendía la reserva aprobada en la Comisión de Exteriores a propuesta del PP- que deben contemplarse excepciones para “los animales de producción, como los perros de caza, dado que en este caso las intervenciones en orejas y rabo se deben a motivos funcionales, tal y como avalan informes científicos y técnicos”.

Para ARRECAL, esto supone que de nuevo los propietarios de perros de caza quedarán en manos de la decisión de los veterinarios, que podrán autoriza estas intervenciones por motivos sanitarios.

Por su parte, desde la Oficina Nacional de la Caza, la Conservación y el Desarrollo Rural (ONC) consideran que la presión de los lobbies animalistas “ha logrado que PSOE y Podemos aprueben una norma de protección animal marcada por la hipocresía”. Además, consideran “lamentable que la norma aprobada parte de la polémica generada al impedirse las intervenciones en las orejas y el rabo de las mascotas, al mismo tiempo que no se ha generado ningún debate en cuanto a la castración o esterilización de las mismas”. La entidad cree que PSOE y Podemos “han perdido una oportunidad de oro para abrir un diálogo serio sobre el verdadero maltrato. En efecto, las castraciones y esterilizaciones de animales con las que las protectoras pretenden, por ejemplo, ganar dinero a costa de los gatos asilvestrados sueltos por las ciudades de España”.

Desde la ONC finalizan diciendo que es “lamentable que los partidos se hayan plegado a los intereses y presiones del movimiento animalista sin tener en cuenta la realidad de los perros y del mundo rural español”.

Finalmente, la Asociación Española de Rehalas (AER), a través de su presidente, Alfonso Aguado, ha pedido “prudencia porque hay que analizar el texto completo para luego poder verter una opinión. Así lo haremos desde la AER”.

(Texto: Marga Cavadas.)