Pasar al contenido principal
Entrevistamos a Alfonso Aguado, presidente de la Asociación Española de Rehalas

"Ningún rehalero va a dejar desatendidos sus perros por muy difícil que sea la situación"

Cazavisión ha hablado con Alfonso Aguado, presidente de la Asociación Española de Rehalas. Hemos repasado cómo está afectando la crisis sanitaria al sector. Una vez más, el cuidado de los perros está siendo un prioridad para los rehaleros.
Aguado en la manifestación del 5 de julio en Madrid Aguado en la manifestación del 5 de julio en Madrid (foto: Félix Sánchez).

El colectivo rehalero, como otros muchos que forman parte de la sociedad, tampoco se escapa a la situación generada por la crisis sanitaria. Alfonso Aguado, presidente de la Asociación Española de Rehalas, ha abarcado estas cuestiones, y nos ha explicado cómo está afectando el Estado de Alarma a los rehaleros.

En principio, los problemas pueden surgir cuando los rehaleros se desplazan a las perreras para cuidar de las rehalas. En este caso, los dueños van una o dos veces al día. Como explica Aguado, las perreras de rehalas están ubicadas a cierta distancia de los núcleos urbanos y eso exige que haya que moverse en los vehículos.
 
Evidentemente se trata de un inconveniente, pero por el momento, el rehalero explica que no tienen constancia de que se hayan puestos impedimentos ni hayan surgido problemas con las autoridades. Como ocurre con cualquier ciudadano, ha existido cierta inseguridad, ya que hay que justificar cada desplazamiento con la puesta en marcha de las medidas del Estado de Alarma, pero con el tiempo se ha ido disipando esta sensación.

“Ningún rehalero va a dejar desatendidos a sus perros por muy difícil que se ponga la situación. Nos adaptaremos a lo que haga falta para cumplir esa función. Yo siempre considero que el rehalero es una persona resiliente, que se hace fuerte ante la adversidad”

“Lo que le aconsejamos a nuestros socios y a todos los rehaleros es que lleven consigo la documentación del núcleo zoológico, y en caso de que les paren las fuerzas del orden, justifiquen el desplazamiento con motivo de la atención a los perros“. Reitera que, tras la incertidumbre inicial, no ha habido problemas. “Las autoridades se están mostrando en todo momento comprensivas con la necesidad de ese desplazamiento”, nos confirma Aguado.

Los rehaleros han sido previsores

La alimentación es otro tema que puede complicarse más a medio plazo. Los transportes de determinados productos se están viendo afectados. Estamos observando como cierran talleres y algunas actividades que podemos considerar básicas, pero “esperemos que no llegue al sector de la alimentación de los animales”.

Los rehaleros, no obstante, han sido previsores. El presidente de la AER explica que los dueños han hecho acopio de productos básicos como pueden ser arroz o pastas, que son alimentos no perecederos que dan cierta seguridad de abastecimiento.

entrevista Alfonso Aguado

También puede surgir incertidumbre en caso de que el Estado de Alarma se alargue más de la cuenta. Pero conociendo al sector, Aguado pone la mano en el fuego: “ningún rehalero va a dejar desatendidos a sus perros por muy difícil que se ponga la situación. Nos adaptaremos a lo que haga falta para cumplir esa función. Yo siempre considero que el rehalero es una persona resiliente, que se hace fuerte ante la adversidad”.

Para el mundo de la montería, si se puede sacar algo positivo entre comillas, es que el problema se ha manifestado al final de la temporada de caza: “nos ha cogido en el modo hibernación, como yo digo. Si hubiera ocurrido en plena temporada, tendríamos que haber parado, porque las monterías suponen una importante concentración de personas. Además, el colectivo de cazadores debemos dar ejemplo y no hacer nada diferente a lo del resto de la población. Estamos respondiendo bien, guardando las medidas de confinamiento”.

Hace un año, los organizadores estaban a estas alturas presentado sus calendarios y gestionando las jornadas de la próxima temporada. Pero en esta situación, no hay nadie que lo esté haciendo, tal y como explica Aguado.

entrevista Alfonso Aguado

Los rehaleros ahora están inmersos es en el momento de los cachorros, esos perros que cazarán en un par de temporadas o tres. Entre los meses de marzo y mayo empiezan a parir las perras y eso “es lo que mantiene viva la ilusión del rehalero”.

Volviendo al tema de la alimentación animal, el Gobierno ha estimado que sea una cuestión de primera necesidad. Por lo tanto, gracias al acopio de suministros y que la producción no se está parando, por ahora la comida está asegurada.

Problema económicos

Pero como bien apunta Alfonso Aguado, el problema va a ser económico, una cuestión que afecta a toda la sociedad y de la que no se escapa este colectivo. “Todos los rehaleros mantenemos los perros de nuestro propio bolsillo. En este caso, si el empleo se resiente, pueden llegar las dificultades”, apunta el rehalero. No obstante, Aguado incide en que el sector se adaptará como sea necesario y se volcarán de una forma u otra en el cuidado y la alimentación de sus perros.

En este 2020, la AER tiene previsto celebrar su asamblea general en la Feria de Caza de Campillo de Altobuey, en Cuenca. Como explica Alfonso Aguado, aquí los rehaleros siempre han sido muy bien tratados y acogidos, y era necesario mostrar este agradecimiento. Por el momento, la cita se mantiene en pie para el día 6 de junio, aunque la situación actual podría llevar a cancelar el evento.

 

(Fotos: Félix Sánchez)